Entrevista a Alicia Borrachero: “En ‘Tiempos de guerra’ aparece la condición humana, necesaria en la televisión”

FESTVAL 2017

No hay duda de que “Tiempos de guerra” es una de las series de la temporada. En el FesTVal de Vitoria tuvimos la oportunidad de hablar con una de sus protagonistas, Alicia Borrachero, que da vida a la Duquesa de la Victoria. La actriz vuelve así a trabajar para Bambú Producciones tras su participación en “Bajo sospecha” y “La embajada”

Háblanos de tu personaje en “Tiempos de guerra”.

Pues interpreto a Carmen de Angoloti y Mesa, Duquesa de la Victoria. Era íntima amiga de los reyes, Alfonso XIII y Victoria Eugenia, estaba casada con el Duque de la Victoria, y era una mujer cuya vida fue tan heroica y era tan querida y admirada que hasta se hablaba de ella en el Congreso. Indalecio Prieto hizo un discurso maravilloso sobre ella y la labor de las demás enfermeras.

Tanto tu personaje como el contexto en el que transcurre “Tiempos de guerra” fueron reales. ¿Te has documentado de alguna forma?

Sí, he leído todo lo que hay sobre la Duquesa, que no es mucho, y he tratado de quedarme con lo que creo que es más interesante, la esencia, digamos, que tiene que ver con la entrega y con la vocación de servicio a las personas que están pasando dolor. Cómo era ella, qué carácter tenía, si era más dulce o menos dulce… Eso no lo sé. Me he basado en lo que estaba escrito en el guion, y ahí es donde no sé si es coincidente o no. Pero el fondo, lo que hizo y por qué lo hizo está escrito en él. Con “Tiempos de guerra” también he aprendido mucho sobre la Guerra del Rif, de la que no conocía más que el enunciado.

“Tiempos de guerra” es un melodrama romántico. ¿La Duquesa también tendrá tiempo para el amor?

Desde mi punto de vista Carmen vive el gran amor de la serie, que es el amor por los demás.

¿Y habrá mucho enfrentamiento con el personaje de José Sacristán?

Realmente estamos los dos en el mismo bando. Él es jefe médico y yo me dedico a la sanidad. Él es militar y yo soy como una militar. Entonces nos une mucho. Lo que ocurre es que yo me meto en un mundo que es su dominio, y vengo enchufada de la casa real con muchísimos privilegios que otros no tienen. Y ahí hay un conflicto.

Sueles interpretar a personajes fuertes.

Por qué será (risas). Pero sí, desde “Periodistas” hay algo. Afortunadamente, a los actores a veces nos ven un color que, por lo que sea, funciona o encaja, y lo acabas repitiendo varias veces de diferentes maneras. Hasta ahora Carmen es el más divertido porque me lo puedo permitir todo: vengo de parte de la reina.

Tú también das esa imagen de mujer fuerte. ¿De dónde sacas esa fortaleza?

Puedo serlo, pero como todo el mundo. En un momento puedes ser muy fuerte y en otro, quebrarte. Pero soy consciente de que por mi cara, mis rasgos, mi físico, mi voz… parezco más una mujer al mando que una sumisa. Por otro lado, tiro de mi profesión, como muchos de mis compañeros, por pura vocación. Porque la verdad es que esto no se puede vivir nunca con tranquilidad, ni es una profesión justa ni agradecida. Entonces lo que me mueve es el amor por lo que hago.

¿Qué ofrece “Tiempos de guerra” al panorama televisivo o al espectador para que se enganche?

El viaje de unos personajes en un tiempo muy difícil, de guerra, en el que de alguna manera se van a ver todos transformados. Creo que también ofrece la oportunidad de ver que la guerra es terreno abonado para cualquier cosa. Todo puede crecer. De repente puedes ver compañerismo, empatía, como todo lo contrario, competitividad, el tener que decidir. Por ejemplo, si te pones delante y que te dé a ti la bala o que le dé al otro; o elegir entre que se muera uno u otro. Todo el tiempo es así. Entonces aparece la condición humana, y eso en la televisión es necesario. Te hace conectar con quien eres.

¿Tienes más proyectos?

Sigo con la gira de “Tierra del fuego”, basada en las conversaciones de una víctima con un terrorista. También  acabo de estrenar “The Promise”, dirigida por Terry George, con Christian Bale, Oscar Isaac… Es una producción muy grande sobre el genocidio de los turcos a los armenios.

Parece que saltas de conflicto en conflicto. ¿Echas de menos la comedia?

A mí lo que me gusta es actuar, me echen lo que me echen, pero claro que quiero hacer comedia. Tengo muchas ganas. Pero todo lo que venga será bienvenido.