“Girlboss”: Dramedia para millennials

Girlboss

Este viernes 21 de abril se estrena en Netflix “Girlboss“, serie inspirada en el bestseller homónimo escrito por Sophia Amoruso, fundadora de la marca de ropa Nasty Gal. Así que vamos a repasar sin spoilers los dos primeros episodios de la serie, que he podido ver gracias a Netflix.

La serie sigue a Sophia Amoruso (Britt Robertson, Una vida inesperada) en sus inicios en la venta de ropa por eBay, también conocemos a su mejor amiga Annie (Ellie Reed), su novio Dax (Johnny Simmons, Klondike), su padre Jay (Dean Norris, Breaking Bad) y a su vecino que está protagonizado por RuPaul Charles, conocido por ser el presentador de RuPaul’s Drag Race.

Entrando en la parte técnica, y dejando de lado una fotografía muy cuidada y que juega mucho con las luces, la serie tiene un peso femenino detrás de las camáras muy importante, destacando la producción ejecutiva de Kay Cannon (Dando la nota) que también ejerce como creadora y escritora, Charlize Theron y la propia Sophia Amoruso, entre otros.

La serie sabe mezclar perfectamente momentos cómicos con momentos más dramáticos consiguiendo que sea una serie realista. Y que gustará a los fans de “Girls“, porque mantiene gran parte del tono, aunque la serie de HBO es mucho más coral, mientras que en esta el peso repercute casi exclusivamente en Britt Robertson, la cual es capaz de tirar perfectamente adelante la serie.

RuPaul y Britt Robertson

RuPaul y Britt Robertson en una escena de “Girlboss”

El feminismo no solo está presente en la parte técnica, sino que también lo está mediante la protagonista, una chica fuerte que hace lo que quiere, aunque no siempre es lo que más le conviene, pero que sobre todo trata de abrirse paso en un mundo, sin que los hombres sean un impedimento para llegar donde quiere.

Tal como he puesto en el título es una serie dirigida a los millenials, sin ánimo de ofender, porque la serie va dirigida a un público joven, un público que entienda las nuevas tecnologías, a los influencers y a todo lo que esto rodea.

Dicho esto, la serie gustará a aquellos que les haya gustado “Girls”, como ya he dicho, o series similares como “Insecure“, “Fleabag” o “Eres lo peor“. Con solo dos episodios vistos solo puedo decir que al menos se plantea interesante y entretenida.