“Rectify”: ¿Encontrará Daniel su lugar?

rectifyfinal

Esta temporada de Rectify se presenta muy diferente a las demás, comienza con la nueva vida de Daniel en el centro de rehabilitación en Nashville. Separado de su familia y desterrado del estado de Georgia, Daniel continúa luchando para enderezar su vida después de su paso por la cárcel.

Para empezar, este primer episodio es diferente a todos los demás porque por primera vez solo seguimos a un personaje en todo el episodio, a Daniel Holden, y no será hasta el siguiente cuando sabremos de su familia y de como estos siguen adelante sin él.

No solo vemos como sigue la historia de Daniel, sino que también somos testigos de como otros ex-presidiarios intentan luchar para mejorar su vida. Ese parece parte del argumento de esta temporada, el de expandir el universo que siempre ha estado centrado en Daniel. También conocemos otros personajes como Chloe que vienen a aportar nuevas facetas a la necesitada vida de Daniel.

Y, volviendo a la pregunta que encabeza esta crítica, esa ha sido siempre la gran pregunta que ha sobrevolado toda la serie, sobre si realmente Daniel encontrará su lugar, o si encontrará a alguien que le entienda e incluso que le ame. Daniel siempre ha tenido todo lo relacionado con el asesinato encima y tiene que empezar a soltarlo o al menos a no culparse tanto porque no hay persona que pueda vivir de esta forma.

El episodio aunque lleve consigo muchos cambios, sigue siendo la misma serie, esa más interior y pensativa que se permite momentos sin diálogo y donde sin casi hablar se dice de todo. No pasará a la historia como una de las series más populares, no lo ha querido nunca tampoco, pero si como una de las series con mejores críticas y como un producto pausado demostrando que se puede hacer televisión de otra forma.

Rectify emite su cuarta y última temporada, de ocho episodios, desde esta noche en Sundance TV a las 22:30, con un episodio semanal.

2 pensamientos en ““Rectify”: ¿Encontrará Daniel su lugar?

  1. Para mí una de las mejores series que he visto en los últimos años. El tema del corredor de la muerte durante casi 20 años, la presunción de inocencia posterior basado en el ADN y su impacto brutal en la personalidad de Daniel (el protagonista) es estemecedor. Sundance hace una gran labor con estas series, aunque se empeñe en no subtitularlas, lo cual si no eres bilingüe te impide seguirla en inglés. Vi los primeros capítulos de esta temporada (4) en EEUU y es imperdonable que se nos hurte del acento sureño de los actores y concretamente el de la gente de color que trabaja en el Centro de Rehabilitación.

Los comentarios están cerrados.