“Paranoia”, una buena idea con un resultado final que no dice nada

paranoia

Llevo unos días poniéndome al día con todo lo que quiero comentar desde hace meses (no sé si decir años), sobre las series que he ido viendo y de las que tenía ganas de hablaros. Destaca entre ellas el género policiaco, tanto el de las islas británicas como el nórdico, del que soy un enamorado. Desde “Luther” con el gran Idris Elba, pasando por “Broadchurch” con ese duo impagable que forman Tennant y Colman, pasando por esa joya que es “Line of Duty” (¡qué primera temporada!), hasta llegar a otras más recientes de las que hablé estos días como “River” o “Marcella”. Un repoker difícil de mejorar y que esperaba haber ampliado con “Paranoia”, serie que Netflix estrenó en noviembre del año pasado. Y a pesar de las expectativas y del buen inicio, la serie termina siendo una decepción una vez vas avanzando en la trama, sin nada nuevo que ofrecer.

“Paranoia” cumple de primeras con dos de las características que más me gustan de la producción británica. Estoy hablando claro en primer lugar, del número de episodios, que en el caso de esta serie creada por Bill Gallagher son ocho, algo que hace a priori mucho más fácil su visionado. Esto como digo a priori claro esta. Y en segundo lugar la idea sobre la que gira la serie. En este caso, el asesinato de una joven médico a plena luz del día, en un parque infantil y con multitud de testigos. Aparentemente un caso fácil que finalmente se demuestra que no lo es, llegando a límites de conspiración internacional. ¡Ya me estaba frotando las manos!. Lástima que no sea oro todo lo que reluce.

Y es que a pesar de estos dos ingredientes simples pero cruciales, “Paranoia” no termina de funcionar. Porque a pesar de contar con una idea tan atractiva que plantea un inicio bastante interesante y misterioso que promete llevarnos por unos derroteros enrevesados y conspiranoicos, su desarrollo se aleja muy mucho del nivel de otras producciones del Reino Unido. Y este no sería un problema si los personajes al menos resultaran atractivos para el espectador. Creo que ya lo he comentado en anteriores artículos, pero si el espectador no termina simpatizando con los protagonistas, sino conecta con ellos, ya puede ser la mejor idea del mundo que el resultado no va a funcionar. Y una de las claves para que “Paranoia” no funcione son los personajes. Estereotipados en grado superlativo, situasos en actitudes y diálogos demasiado forzados y, repitiendo roles que ya hemos visto en otras series de la misma temática.

Precisamente en el reparto, se encontraba uno de los alicientes para ver la serie. Me refiero a Indira Varma, una actriz con una larga y dilatada carrera televisiva, a la que los mas seriefilos recordaran por su papel en la producción de HBO “Roma”. Y a la que posteriormente pudimos ver dando vida a la sufrida (en todos los sentidos) esposa de John Luther; interpretando a un personaje un tanto odioso en la segunda temporada de la muy entretenida “Escudo humano”; y más recientemente la hemos visto en ese fenómeno mundial que es “Juego de tronos” como Ellaria Arena. En todas las series ha brillado de algún modo u otro pero en “Paranoia” ha sido todo lo contrario. Su personaje que debía ser el rol femenino fuerte y dominante, termina siendo una caricatura en si mismo. Pasando de ser un mujer decidida a una indecisa, en determinados momentos odiosa que no sabe lo que quiere ni a quien. Un personaje que quiere ser muchas cosas pero no se define. Algo que se puede trasladar el resto del reparto que cumple pero sin más.

No quiero decir que “Paranoia” sea una mala serie porque no lo es. Es un producto muy bien hecho, pero es eso, un producto. Es cierto que vi los ocho episodios que dura su única temporada con bastante facilidad pero al final terminas con la sensación de que podías haber dedicado tu tiempo a otras cosas. Realmente es una serie para el gran público. Que va a lo fácil sin complicarse, a pesar de partir a priori de una trama que podía tender a complicarse y dar mucho más de si.

Así que si buscas una serie que sea entretenida sin más, está es tu serie. Sin embargo, si buscas una serie que te haga pensar, que tenga un desarrollo diferente a la media y unos personajes que se queden en tu memoria para siempre, no pierdas el tiempo, porque “Paranoia” no es tu serie.

Un pensamiento en ““Paranoia”, una buena idea con un resultado final que no dice nada

  1. Pingback: “Paranoia”, una buena idea con un resultado final que no dice nada - AfroNews Magazine

Los comentarios están cerrados.