“Guilt”: ¿Quién es el asesino?

guiltEl próximo 16 de octubre llega a COSMO la última apuesta del canal Freeform, Guilt, una serie de diez episodios de sesenta minutos; un thriller que gira en torno al asesinato de la joven Molly Ryan. Un implicado equipo de detectives, un abanico de posibles culpables y un hermano que busca venganza, son los ingredientes de esta historia enmarcada en el espectacular escenario que proporciona la ciudad de Londres.

Molly Ryan, una joven estudiante, es asesinada en su piso durante una noche de fiesta. Fiesta en las que no falta ni el alcohol, ni las drogas, ni un desproporcionado número de invitados. El cadáver lo descubren sus compañeras de piso, Grace (Daisy Head) y Roz (Simona Brown). En poco tiempo, con pocas pinceladas, Grace se convierte en principal sospechosa del crimen junto con su pareja, Luc (Zachary Fall), un estudiante de bellas artes francés que parece esconder algunos secretos.

Automáticamente, Grace se pone en contacto con su hermana abogada, Natalie (Emily Tremaine), quien lo deja todo en Boston para hacerse cargo de Grace y buscarle una buena defensa para garantizar su inocencia. Por mediación de su padrastro entra en acción el excéntrico Stan Gutterie (Billy Zane), un curioso abogado desterrado. Grace se siente acorralada sin alcanzar a comprender, todavía, la magnitud de lo sucedido y las implicaciones que conllevan las pistas que la señalan.

Por otra parte, en el equipo de investigación se encuentran el detective Alex Bruno (Cristian Solimeno) y la fiscal Hall (Naomi Ryan). Ambos tendrán que lidiar con las supuestas evidencias de algunas pruebas y dar con el verdadero asesino. Todo apunta a Grace Atwood, pero ninguno las tiene todas consigo.

La serie se ambienta en la noche londiniense y tiene escenarios y personajes para todos los gustos: discotecas, un lujoso club de sexo, la propia familia real, un hermano vengativo, etc… Durante el piloto se abren al espectador varias líneas argumentales, aunque no así para la Policía y el equipo de investigación. No existe claramente un personaje definido como protagonista, parece que pueden ser Natalie o Grace, pero también vemos a otros personajes, como el detective Bruno, en los que se centra por momentos la acción.

Realmente, no tener un personaje principal, no supone un problema. La serie da de sí, son sesenta minutos para poder hacer una serie perfectamente coral, sin centrarnos en un solo personaje. Lo que sí se revelan son muchas pistas, muchas tramas que, espero, logren cerrar adecuadamente a lo largo de la temporada.

Por otra parte, también espero mejore la calidad de los diálogos, un tanto simples para todo lo que sugiere. No obstante, rellena bastante bien los sesenta minutos de antena, un ritmo tranquilo, pero que no da lugar a aburrirse. Mantiene la atención del espectador, aunque falta un poquito de adrenalina.

En su página de presentación, los compañeros de COSMO aluden al título como una premisa para el argumento de la serie. Guilt, culpable en castellano, es el responsable de una acción, de un hecho. Por lo que se va revelando durante el primer capítulo, está claro que los responsables de la muerte de Molly Ryan son muchos, aunque la realidad es que el responsable material es solo uno. Pero, ¿quién? Todos tienen algo que ocultar y Natalie, como defensora de su hermana, va a tener que asumir ciertas verdades que pondrán en duda su fe en Grace. ¿Superarán estas pruebas? ¿Es Grace tan inocente como dice?

El próximo 16 de octubre llega a las pantallas españolas de la mano de COSMO. Te recomiendo que no te la pierdas.