Con “Friends” empezó el “Big Bang”

friends-bigbangNueva York y Pasadena. Este y oeste. Dos ciudades en costas opuestas de los Estados Unidos que en algún momento de la historia de la pequeña pantalla han albergado a un grupo de seres peculiares, especiales y divertidos. En 1994 la Gran Manzana fue la primera en dar cobijo a seis amigos que durante 10 temporadas hicieron reír y llorar al mismo tiempo que sus vidas cambiaban por completo. Rachel, Monica, Phoebe, Chandler, Joey y Ross se colaron en la televisión de millones de espectadores de todo el mundo que nunca les vieron subirse al DeLorean de ‘Regreso al futuro’. ¿Y si hubiera pasado?

Con el permiso de Marty McFly y Doc, lo cierto es que hubiesen ido a dar a para al 24 de septiembre de 2007 en Pasadena, California, y se habrían encontrado con un cuarteto de frikis científicos dando la bienvenida a una joven que anhelaba convertirse en actriz. Un déjà vu que habría ido en aumento si se hubiesen escondido y mirado por la mirilla para comprobar que Friends” y The Big Bang Theory, en ocasiones, tienen vidas paralelas. Y es que, ya sea en el Central Perk o en el Cheesecake Factory, ambas series tienen en común un sitio de reunión en el que juntarse después de una dura jornada de trabajo. Lugares de encuentro en el Rachel y Penny han trabajado y han dejado patente que su talento no está en el arte de servir mesas o preparar bien los cafés.

Cambiando de rumbo. Después de un rato con los amigos y una charla que incluye algún chiste de Chandler o una explicación de la última película de Star Wars, toca emprender el viaje de vuelta a casa y que al abrir la puerta te encuentres con Rachel y Monica o Sheldon y Leonard, porque nada une más que vivir en pisos contiguos. Confesiones, cumpleaños o pedidas de mano. Si esas paredes o rellanos hablasen tendrían tanto guion como para escribir otra serie con las idas y venidas de Rachel y Ross, y Penny Leonard, y la gran amistad que une a Chandler y Joey, y Koothrappali y Wolowitz. Porque el amor se puede demostrar de diferentes formas.

Y si hay un personaje maniático de la limpieza, con obsesión por el orden y competitivo, ese es Monica Geller. Definición también podría valer como un guante para Sheldon Cooper, aunque su nivel de obsesión y manías se encuentran a niveles inimaginables que han provocado la petición de orden de alejamiento de más de una estrella invitada, como Stan Lee. Junto a él, otros rostros conocidos han aparecido en “Friends” y “The Big Bang Theory”. Por las calles de Nueva York han pasado Brad Pitt, Julia Roberts, Bruce Willis, George Clooney, Charlton Heston o Hugh Laurie. Pero Pasadena tampoco se ha quedado sin su ración de famosos; Steve Wozniak, LeVar Burton, Leonard Nimoy, Will Wheaton, Nathan Fillon, Octavia Spencer o Stephen Howking.

Siempre se pregunta, ¿qué fue antes el huevo o la gallina? Y en este caso está muy claro, no hace falta recurrir a la teoría del gato de Schrödinger para averiguarlo. La lista de parecidos entre uno y otro podría dar para más, pero lo cierto es son algo más que unas simples sitcoms emitidas hasta la saciedad. “Friends” marcó un hito en la televisión, es la comedia entre las comedias y con el paso del tiempo sus seguidores van en aumento. Por su parte, “The Big Bang Theory” continúa demostrando que en 25 minutos es posible condensar humor, ciencia y una dosis de frikismo demostrando que en ocasiones la ficción puede superar la ficción.