Novedades poco novedosas: lo que nos espera en septiembre

00 grinderEl verano es una época de bullicio seriéfilo, pasados ya los años antiguos de reposiciones y barbecho a la espera de nuevo curso. Ahora existe una temporada estival, con sus estrenos y sus series propias, algunas de alto octanaje (como True Detective, sin ir más lejos). Sin embargo, las tradiciones mandan, y el pastel televisivo sigue dependiendo mayoritariamente de lo que ocurre en el ciclo octubre-mayo. Como cada año, la mayor parte de las cadenas de televisión norteamericanas presentaron en mayo sus previsiones de novedades de series (que hacen encajar de la mejor manera posible con las renovaciones y cancelaciones de las ya existentes). La saturación que vive el sector en los últimos años hace que cada vez sea más difícil destacar entre la abundancia de estrenos que se producen.

Un puñado de series llaman la atención entre la marabunta propuesta, como Blindspot (NBC, mujer desnuda, llena de tatuajes relacionados con crímenes, aparece dentro de una bolsa en Times Square, sin que sepa cómo llegó allí), Supergirl (CBS, después de intentos varios por fin parece que llegará una serie de la prima de Superman, con un elenco cargado de actores conocidos), The Grinder (FOX, intentando no ser una más de abogados, apoyándose en Rob Lowe y Fred Savage, el antiguo niño de Aquellos Maravillosos Años, como pareja protagonista), o Quantico (ABC, un evidente cruce entre Homeland y Grey’s Anatomy, que ya veremos en qué acaba), además de varios intentos de obtener un nuevo Seattle Grace Hospital, como cada año (esta vez serán Code Black en CBS y Heartbreak en NBC).

01 quantico

Como ha ocurrido con frecuencia en los últimos años, una de las cosas que más llama la atención entre las nuevas propuestas es la fiebre por buscar en películas pasadas el origen de nuevas series de televisión. Hay suficientes ejemplos de barcos de dudoso origen, llevados con sabiduría a puerto en travesía similar, como para que se siga intentando. Así ocurrió el pasado año con Fargo, con muchas dudas iniciales entre los críticos, que se mostró capaz de recuperar el espíritu de la película de los Coen, con una nueva trama y personajes, encumbrándose en lo alto de las listas de las mejores series del año. Antes que ella, Bates Motel (orígenes de Norman Bates y su madre, protagonistas de la Psicosis de Hitchcock, aún en emisión) o Hannibal (precuela de El Silencio de los Corderos, cancelada lamentablemente este año), dejaron claro que puede tomarse la idea de una gran película, convirtiéndola en una gran serie, en la senda de Fama en los 80, o Friday Night Lights en la pasada década, y minimizando los casos de fracasos en el proceso, que también los hay.

02 Minority Report

De las nuevas propuestas sobre viejas ideas cinematográficas (entre otras Rush Hour o Limitless, o la recién estrenada Scream), llama la atención Minority Report (FOX), aunque no sea un buen augurio que llegue de la mano del creador original Steven Spielberg, quien ha demostrado sobradamente su falta de magia en el medio televisivo, por desgracia para los telespectadores del mundo.  La nueva trama se plantea años después de los eventos de la película, y con un precog (uno de los mellizos) intentando vivir como una persona normal, a pesar de las visiones sobre crímenes venideros que le asaltan. Parece que la serie está planteada como un procedimental, cruzando a este precog con una detective, se obtiene una serie procedimental policiaca, que puede llenar el hueco de ciencia ficción que casi logró ocupar Almost Human hace un par de años, y que sigue huérfano desde que los Cylons acabaron su periplo. El tráiler resulta atractivo, mostrando algunos de los hallazgos visuales de la película (que fueron muchos y muy innovadores en su momento), y dejando entrever posibilidades  a largo plazo para el desarrollo argumental y de personajes.

03 peaksX redux

Después de todo el esfuerzo de buscar novedades por parte de cadenas, showrunners y productores, incluyendo la copia, adaptación, reinterpretación, etc. de argumentos y series ya existentes o pasadas, resulta casi coherente que los verdaderos eventos mayores del año 2016 (con el permiso de Heroes Reborn, que intentará de nuevo repetir su brillante primera temporada, con Tim Kring a la cabeza), vayan a tener como protagonistas a dos series de principios de los años 90 del siglo pasado: el regreso de Twin Peaks (SHOWTIME) y de Expediente X (FOX), en formato de miniserie. Además, estas vacas sagradas de las ondas hertzianas no se someten a reinterpretación o nueva lectura: los mismos creadores y protagonistas de hace dos décadas nos intentarán devolver las noches de gloria televisiva que, para muchos, sirvieron de embrión de esta edad de oro de la televisión que se vive en los últimos años. Esperemos que no defrauden, y puedan aprovecharse también en estos días de acontecimientos virales de este fenómeno de aficionados que ellos supieron también crear a su alrededor.