“Penny Dreadful”: El fantasma interior es el más temible

pennydreadfulEl pasado 27 de Abril Movistar Series nos invitó a imbuirnos en la segunda temporada de Penny Dreadful en el Palacio Duarte Pinto Coelho. La serie se estrenó ayer lunes, 4 de mayo en exclusiva, siguiendo con la filosofía minimizar el tiempo entre la emisión americana y local. Una vez cruzamos la puerta de la mansión, la sensación de haber encontrado un agujero espacio-temporal hacia el Londres Victoriano se acrecentaba con la estupenda ambientación e iluminación. Los retratos de Sir Malcom Murray (Timothy Dalton) y Vanessa Ives (Eva Green) nos daban la bienvenida y custodiaban la entrada la entrada, mientras una luz roja cruzaba la puerta y anunciaba sorpresas.

Los peores presagios de una miedosa compulsiva se confirmaron cuando, tras darnos paso hacia los salones de palacio, nos encontramos a una representación de la propia Vanessa Ives rezando para recibirnos e iniciar una ouija en la que varios personajes dieron paso al comienzo del capítulo.

La segunda temporada promete emociones fuertes, que ya empiezan a dibujarse desde la primera escena, presentándonos nuevos personajes pero manteniéndose dentro del ámbito del terror clásico. Las brujas hacen su aparición para introducirse en la trama amenazando la endeble estabilidad de la “extraña familia” que componen los personajes principales.

Llama especialmente la atención la tonalidad utilizada tanto en vestuarios como en decorado y fotografía, centrada en tonos pardos y blanquinegros, con aproximación gótica y que hacen que la tonalidad de la sangre, cuando esta hace su aparición, destaque especialmente. La nieve que cubre el paisaje en algunas de las escenas iniciales recuerda, inevitablemente, a las escenas japonesas de Kill Bill. La música, celta y romántica al mismo tiempo, otorga cierto lirismo a algunas de las estampas. La canción que corona el episodio: “The Unquiet Grave”, es un ejemplo inquietante y, sin duda, es extrañamente pegadiza.

Dr. Frankenstein, presentando el eterno dilema criatura- creador; Dorian, simbolizando la belleza y la eterna juventud, cada uno manejando su peculiar universo y recordándonos las propias debilidades del ser humano. La presencia de la muerte, como algo inevitable para todo ser humano, y la duda de que podamos escapar a ella.

Por ello, se antoja que el principal conflicto que manejan los personajes es el del yo interior, el del bueno y el malo que hay en nosotros mismos. De ahí que muchas escenas muestren ciertos paralelismos entre el grupo de los héroes y el de los antihéroes, cada uno conjurándose por separado, pero conjurándose. Al fin y al cabo…. ¿somos tan diferentes?

Al terminar el capítulo, la ambientación continuó con una visita por las salas de la mansión contando con Frankestein, Dorian, Vanessa Ives y una prostituta, quizás recordando a Brona Croft, como guías de excepción. Sin duda, una inmersión total en el universo de Penny Dreadful que, recordando el origen del título de la serie, promete engancharnos con sorpresas y golpes de efecto para los amantes del terror gótico victoriano y de los arquetipos clásicos.

Un pensamiento en ““Penny Dreadful”: El fantasma interior es el más temible

  1. ¡La época victoriana es el plus de esta serie! Me parece que una serie plagada de personajes formidables y grandes actuaciones. Definitivamente el no ha podido ser más positivo: la serie ha sido definida como “imprescindible”, “espectacular, impactante y prometedora” y se ha valorado especialmente tanto la escenografía como el trabajo de fotografía que nada tiene que envidiar a una producción cinematográfica. La Penny Dreadful 2 está lista y de verdad promete muchísimo, ojalá logre sorprendernos y atraparnos con esta segunda etapa.

Los comentarios están cerrados.