“The Newsroom”: El vicio de informar

thenewsroomcpserEs difícil, para mí, escribir de una serie con tanta complejidad y tanto contenido cultural, social y noticioso. De entrada les hago saber que la serie me queda grande. Aaron Sorkin me queda grande.

Como ex-periodista, puedo decir que la serie es apasionante y que vale la pena dedicarle toda la atención. Es una de esas series que no se puede ver mientras se teje un suéter o se cena una pizza.

Se desarrolla en un plató de televisión en donde siempre trabajan a contrarreloj, y donde la regla de oro es contrastar cualquier información que se emita. Esta es, quizá, la razón por la que Sorkin se disculpó con los periodistas. Porque, con noticias reales, a través de The Newsroom pone en entredicho la manera en que se selecciona lo que se emite en los noticieros, así como el tratamiento mismo de las noticias.

Pero a uno, como espectador, lo que le atrapa de la serie es el ritmo y la aparente infalibilidad de quienes están al mando, porque conocen bien su trabajo y están perfectamente empapados de todos los temas que rondan el mundo de los noticieros. Y, al menos para mí, como periodista, ese es el sueño dorado: trabajar con gente capaz, que tenga los pantalones bien puestos para decir lo que hay que decir y salir del trabajo con la cabeza bien alta y con el músculo de la satisfacción bien hinchado.

Y, como periodista, te atrapa la pasión que despierta el vicio de la adrenalina del oficio, que, en mi experiencia, es lo que más echo de menos.

Los guionistas fabricaron un gran final para una gran serie. Hicieron una especie de personificación del Quijote en el personaje de Charlie Skinner, interpretado por Sam Waterston, lo que le da a la serie un final abundantemente triste, pero triunfal y, sobre todo, literario.

La serie no ha tenido buenas críticas en muchos ámbitos, pero ya sabemos que no se le puede dar gusto a todo el mundo. Si quieres una probadita de lo que es el mundo real de un periodismo veraz y hecho a conciencia, esta serie es un gran material.

2 pensamientos en ““The Newsroom”: El vicio de informar

  1. Echaré de menos a la redacción de Noticias Noche. Esa sintonía, esa cabecera que daban ganas de salir corriendo para cubrir una noticia. Para los que tenemos alma de periodista se nos fue una gran serie.

Los comentarios están cerrados.