“The Knick”: ¿Hospital o carnicería?

theknickcarniceriaEsta apasionante serie nos lleva a finales del Siglo XIX en lo que parecen los principios de la cirugía moderna. Los médicos abren cuerpos, introducen artefactos experimentales y les aplauden cuando el paciente no se muere.

“The Knick” cuenta con la presencia de uno de los grandes del cine: Clive Owen, que se sumerge en la piel de un intrépido cirujano, atormentado por una aparentemente necesaria adicción a la cocaína, sustancia que se usaba como anestesia para las cirugías.

La serie también nos ubica en un tiempo en el que las diferencias raciales marcaban la cotidianeidad de una sociedad en la que los blancos se consideraban seres superiores y los negros eran “un mal necesario”.

Una estampa de Nueva York, una de las ciudades más modernas de su tiempo y en donde, sin embargo, las cacerías de personas del lejano oeste se habían cambiado por la discriminación y la negación de los derechos y la dignidad más básicos a la población de color.

Unas pocas mentes lúcidas e informadas coronan la historia en la que abundan las supersticiones y el desconocimiento casi absoluto de las más elementales reglas de higiene, mientras en los quirófanos se realizan los más impresionantes remiendos en condiciones absolutamente precarias.

Una serie que se disfruta mucho si te interesa el tema de los orígenes de la cirugía moderna, así como el contraste entre las costumbres sociales de ahora y las de hace más de 100 años.

2 pensamientos en ““The Knick”: ¿Hospital o carnicería?

  1. Aunque tiene a Soderberg detrás del proyecto y cuenta con Clive Owen se protagonista, la serie no me llena. Me parece efectista, resultadista y demasiado deprimente.

Los comentarios están cerrados.