“Powers”: el superhéroe que dejó de serlo

powersBasada en el cómic homónimo de Marvel, Movistar Series nos ofrece una nueva propuesta para entender el mundo de los superhéroes. PlayStation, en su primera incursión en la ficción televisiva, nos muestra la vida de un hombre que perdió sus poderes y quedó reducido a la condición de un simple ser humano.

La trama nos sitúa en un universo paralelo dominado por superhéroes y supervillanos. Christian Walker, interpretado por Sharlto Copley y a quien muchos conocimos en la película “Distrito 9″, es ese hombre que perdió su estatus de salvador de la ciudad. Policía de una división especializada en supervillanos, investigará junto a la detective Deena Pilgrim el asesinato de otro agente.

Walker no acaba de asumir su condición de mito, lo que en algunos casos le produce añoranza y en otros multiplica su ego. La gente no deja de preguntarle por los que fueran sus amigos en el pasado y que aún conservan sus poderes, para felicitarle por aquellas hazañas que ya nunca más estarán a su alcance.

Se han inventado muchas ciudades standard americanas en los cómics, pero pocas tan auténticas como esta en la que nos sitúa la serie, donde todo parece un decorado. Él género negro que caracteriza el cómic original no acaba de encontrarse y ninguno de los personajes está cerca de tener carisma.

Parece como si los guionistas del episodio piloto se hubieran visto tan abrumados por todo lo que les falta por contar, que no supieron apostar sobre las tramas futuras a sugerir. La tensión entre la identidad de lo que uno es y lo que le gustaría, conforma el grueso del argumento y será la única opción de atraer al público adolescente, hacia quien sin duda va dirigida esta serie.

El 11 de Marzo se estrenó el primer episodio en Movistar Series, 24 horas después de su estreno en EEUU.

Un pensamiento en ““Powers”: el superhéroe que dejó de serlo

  1. Un par de detalles, no es de Marvel, sino de Image y luego, da la impresión de que no hubieras visto más que el piloto. Creo que toda la parte del tráfico de drogas, las groupies de los héroes, la muerte de uno de los héroes más grandes, Olimpia, la liberación del asesino caníbal, la decisión de no matarlo en su momento y sobre todo el porqué de no hacerlo, el pleito del supervillano a la ciudad, son otras tantas tramas que van tejiendo una imagen sólida de cómo sería una sociedad con poderes. Por otro lado, creo que Sharlto Copley hace un Christian Walker bastante creíble. Deena Pilgrim en cambio ha sufrido un cambio de color en la piel, como Zora, pero también ha perdido por el camino parte de la mala leche y el sarcasmo del cómic, aunque no lo hace mal.

    No es una serie redonda pero en mi opinión es bastante más de lo que dejas entrever.

    Saludos fremen.

Los comentarios están cerrados.