“The Man In The High Castle”: realidad y ficción

themaninthehighcastle

La historia nos sitúa en 1962, quince años después de que la II Guerra Mundial haya terminado aunque, en este caso, con distinto resultado. Japón, Italia y Alemania son las nuevas triunfadoras en este escenario político alternativo. Estados Unidos, en cambio, aparece dividida en tres: la zona alemana, la japonesa y la neutral. La serie explora desde un prisma tridimensional (histórico, político y sociológico) el día a día de este nuevo panorama totalitario.

Dos familias, una en la zona nazi y otra en la japonesa, pertenecientes a la resistencia tratarán de salvar a su nación poniendo en riesgo sus propias vidas con un destino común: Canon City. Allí deberán entregar un poderoso material que podría dar un vuelco a la historia: ¿ganó realmente la guerra el eje fascista?

Con Hitler enfermo de parkinson comenzará un despiadado Juego de Tronos por su sucesión. El futuro de los Estados Unidos Divididos pende de un hilo. Cualquier movimiento podría modificar el tablero de la partida alterando la aparente armonía que se respira. ¿Qué pensarán los japoneses?

Series o películas sobre la II Guerra Mundial hemos visto ya muchas, pero…¿habíais visto alguna vez a Hitler con canas? (absténganse de contestar los seguidores de Man Seeking Woman). Mantiene muy bien la tensión a lo largo de los 60 minutos que dura, desterrando cualquier atisbo de aburrimiento. Combina y entrelaza con destreza las distintas tramas, cociéndolas a fuego lento. Nos deja un amplio abanico de detalles y una acertada ambientación. Los elementos narrativos son tan creíbles que cuesta clasificarla como historia ficción. Espionaje, muertes, crueldad, traiciones, mucha intriga…y es sólo el principio. ¿A qué esperas?