Raúl Peña: “Trabajar con Julio Medem fue algo extraordinario”

raulpenasecretoDesde mundoplus.tv nos consideramos seguidores de las buenas series españolas tales como “El secreto de Puente Viejo”. Estuvimos presentes en la renovación de sus escenarios y no dudamos en charlar con uno de sus buques insignia: Raúl Peña.

A pesar de su juventud ha participado en numerosas obras de teatro y en conocidas series de televisión de gran seguimiento por parte del gran público como “Compañeros”, “UPA Dance” o “SMS”. Continúa con la misma ilusión y asegura que su principal método para lograr avanzar en la vida es el trabajo diario. ¡No os perdáis nuestra entrevista!

Entrevista a Raúl Peña

Mundoplus.tv: ¿Dónde te ves más cómodo? ¿En los escenarios? ¿En la televisión? ¿En el cine?

Raúl Peña: “Pues ha sido la eterna pregunta que nunca he sabido responder. Empecé muy pronto en una serie como fue Compañeros, la cual fue mi primera incursión en televisión y en cine la verdad es que he participado menos…pero me encuentro cómodo en cualquier lado. Dentro de la televisión hay otro tipo de productos como los diarios que se ruedan de manera diferente. Yo intento encontrar en cada medio el aliciente. Al final tienes público en todos sitios, por ejemplo los platós son decorados teatrales. También se crean silencios mágicos que son muy clásicos de los escenarios”.

MP: ¿Cómo afrontas pasar de hacer papeles en series como Compañeros o SMS, enfocadas a un público muy joven a hacer una serie como El secreto de Puente Viejo?

RP: “Con madurez (risas). Nunca he tenido problemas para interpretar cualquier tipo de papel, teniendo en cuenta sus edades. La gente que decide los perfiles son los directores de casting y los productores. Si los productores dicen que puedes dar un determinado perfil pues adelante. Si tengo que interpretar a un chaval de 20 años y los directores están de acuerdo pues porque no. Yo soy consciente de que personajes ya no puedo hacer y de que personajes puedo interpretar a través de un largo recorrido. La decisión nunca está en tus manos”.

MP: ¿Qué opinión te merece el cine español? Háblame de tu experiencia al trabajar con el gran Julio Medem.

RP: “Pues lo de Julio fue una sorpresa enorme. Yo era gran admirador de su trabajo y de su trilogía: Tierra, Vacas…y cuando un día te llama para hacer una prueba imagínate. Cuando me entere de que lo iba a hacer se me pusieron los pelos de punta y encima cuando después de la prueba te llaman y te van a decir que vas a participar en su película con un pequeño papel fue una pasada. Pero poder compartir con él y leer un guión suyo… para mí fue algo extraordinario”.

MP: ¿Hay algún momento en tu carrera que te cause especial añoranza?

RP: “¿Añoranza? Ahora he vuelto al Teatro Fernán Gómez, mi primer teatro donde yo presentaba mi primer papel protagonista, un Romeo de Francisco Suárez hace un montón de años. Y de repente ver un cartel tuyo tras muchos años te da mucha nostalgia”.

MP: Viviendo de dentro esta época de los años 20 en Puente Viejo y con tantas participaciones en muchas series de distintas fases históricas, ¿En qué época de la historia de España te gustaría vivir?

RP: “He vivido desde 1920 hasta 1936 precisamente. Ahora vuelvo a estar en Puente Viejo, comienzo a rodar otro proyecto en Barcelona que es de 1926 y tengo pendiente de estrenar Víctor Ros que es finales del siglo XIX. Es una época bastante interesante, más oscura y más sucia que la actual. España era un polvorín político-social sobre todo a nivel de salud y de enfermedades, cuando hoy en día nos quejamos de un brote de ébola y sin embargo en esa época morían por gripes y por falta de higiene. Eso en las películas no se cuenta ya que intentan dar su versión “bonita”. Dentro de cien años cuando se hable de los 2000 se hablara de mucha oscuridad y turbulencia”.

MP: ¿Cómo ves la situación de muchos jóvenes que tienen que emigrar ente la falta de oportunidades en el sector? Más aún con el estreno del documental de Icíar Bollaín “En tierra extraña”. ¿Qué consejo les darías a aquellos que tienen que zarpar?

RP: “Siempre se ha visto que nos da miedo salir de nuestras fronteras. Yo creo que la migración es muy rica, tengo familiares trabajando en el extranjero… es bueno que esta huida sea voluntaria, cualquier familia que se lo pueda permitir manda a sus hijos un año fuera por el tema del idioma. Creo que la multiculturalidad es muy positiva pero si esta huida es forzosa me da mucha pena”.