Las singularidades de “Man Seeking Woman”

manseeking

“Hombre busca mujer”. Con tan sudado título parece difícil imaginarse algo bueno sobre esta serie, máxime cuando ya ha habido miles de idénticas y pastelosamente aburridas. Pero…y si os digo que en ella aparece un “monstruo” y “Adolf Hitler”? Sí, en esta misma serie sí. Prometo no haber bebido, eso fue por culpa de Galavant pero ya me he recuperado. Contiene spoilers.

Josh es un joven judío de 27 años que lleva 6 con su pareja, Maggie, quien decide dejarlo de la noche a la mañana (quedándoles aún dos capítulos pendientes de Carnivàle, referencia nada baladí, por cierto). Josh se lleva con él a Isaac Newton, su enferma pogona, además de un fracaso en forma de chaparrón.

La negativa de Josh a usar Tinder (recomendación de su amigo Mike) le llevará a nuevas y excitantes aventuras, como por ejemplo conocer a Gorbachenka: una amiga sueca de su hermana Liz, que resulta ser un orco. Sí, parecido a los de “El señor de los anillos” pero con un vestido de flores. En su cita con la orco ella trata de matarlo y comérselo.

manseeking2

Tras su poco éxito y un breve coqueteo con las redes sociales, Josh llama a su ex en un desesperado intento por reconquistarla. Maggie lo invita a una fiesta, en la que conoce a su actual novio, Adolf Hitler (primo del Maestro Muten Roshi que actualmente tiene 126 años). Una de las escenas más crueles y divertidas que yo recuerdo, que finaliza con un nuevo chaparrón para Josh.

manseeking3

En la estación de vuelta a casa, Josh conoce a Laura Ferber, con quien consigue interactuar de forma natural y espontánea, hecho que desatará la atención de la prensa y hasta del mismísimo Obama.

La serie explora el fracaso sentimental de un joven con un perfil muy actual y su intento por llenar a toda costa ese vacío en un mundo tan moderno y digital en el que el tópico clásico marcará la diferencia. El surrealismo y la irracionalidad vertebran una serie sorprendente que no duda en tratar temas y personajes muy controvertidos con total desfachatez.”I am not the one you should apologize to” ¿Es lógico que una orco se ofenda por llamarle así? ¿O que alguien inofensivo se considere mejor que Hitler? Es lo que todos haríamos pero nadie se atreve por miedo a “quedar mal” y a ser juzgados por el rebaño. Hipocresía y doble moral pura y dura que describe a la perfección “Man seeking woman”.

FYI para [email protected] que queráis ver la serie, yo sólo la he encontrado en VO.