“Empire”, salvaje mezcla de géneros

empireLee Daniels, no parece preocupado por conciliar cualquier género que se presente en esta serie que dirige. En principio, contar con el afamado productor Timbaland, podría servir para dar más relevancia al aspecto musical que al resto. Pero lo último que Daniels pretende es encorsetarse y desde el piloto fluctúa entre la telenovela, el drama familiar y el cine de gángsters.

Lo que más destaca de esta serie durante los primeros minutos es el resultado de la alta definición en la que está rodada. Esto le da un realismo extraño, que la deja mucho más cerca del mundo publicitario que de la ficción. En algunos momentos se da la paradoja de que los escenarios parecen tan reales, que no nos los acabamos de creer. Todo es acostumbrarse.

Lucyous Lion era un camello que llegó a prosperar en el mundo del Hip Hop. El éxito le llevó a producir tantos artistas que acabó manejando un imperio. El negocio se verá amenazado cuando su exmujer salga de la cárcel y exija una compensación por los antiguos servicios prestados. A partir de ese momento la lucha entre ambos se extenderá al control de sus hijos, también músicos, a los que representarán cada uno.

La historia refleja la forma de vida de los nuevos ricos y sus excéntricas ambiciones. No le falta sentido del humor al piloto, que tiene un ritmo frenético para poder sugerir todos los temas a tratar en episodios posteriores. Quizá sea por esa prisa los personajes no tengan más remedio que quedar estereotipados desde el primer minuto.

Desde luego, el toque de telenovela (con miradas profundas y música intensa al final de cada escena) mezclado con la música de Timbaland y el universo agresivo de los hiphoperos, le dan un tono a la serie que la hace única, signifique eso lo que signifique. También hay una tendencia a lo hortera en el vestuario y un componente de autoparodia, que podrían convertirla en una serie de culto. Si no fuera por los diez millones de espectadores que ya la vieron en USA.

Para los que tengan curiosidad hoy, 28 de Enero el canal FOX Life estrena la serie en nuestro país.