“You’re the Worst”: azúcar no, gracias

You're the Worst (FX)Para los que estamos hartos de las comedias románticas edulcoradas, “You’re the Worst” es el mejor remedio. Nada mejor que la sitcom de FX, recién renovada por una segunda temporada, para rebajar los niveles de azúcar. La ficción subvierte los clichés de las comedias amorosas con un resultado hilarante. No es de extrañar, pues, que la acción arranque en la boda de la ex novia de Jimmy (Chris Geere), un escritor con poco éxito que no recibe con buenos modos el matrimonio de su ex pareja. Despechado, provoca la incomodidad de la novia con un discurso de lo más inapropiado, pero conoce a Gretchen (Aya Cash). La chica en cuestión es una relaciones públicas alérgica al matrimonio con la que comparte una sinceridad aplastante-incluso hiriente- y un sentido de la sutileza más bien nulo.

Jimmy y Gretchen comienzan en la cama, con una noche de sexo que dista de ser ideal. Los personajes inician una relación abierta plagada de todo tipo de inconvenientes –desde una indiferencia un tanto ofensiva hasta una competición por ver quién tiene relaciones sexuales con más ex- que desemboca en una relación monogámica, pero que no cae en lo convencional.

Los protagonistas, son “lo peor”, como reza el título. Sin ir más lejos, Jimmy es un espécimen dado al pesimismo crónico al que le encanta aleccionar a todo aquel que esté a su alrededor. Gretchen también tiene sus defectos, como un desorden que se acerca peligrosamente al síndrome de Diógenes. La serie exagera y da la vuelta a los clichés amorosos, que cuando parece que se van a cumplir se rompen de manera estrepitosa a través de estos personajes honestos y desastrosos, pero en cierto modo adorables. No se puede olvidar tampoco a Lindsay, la mejor amiga de Gretchen, una mujer atrapada en un matrimonio infeliz que desata su instinto sexual con todo el que no es su marido, y cuyas historias provocan grandes carcajadas.

“You’re the Worst” huye de las consabidas tramas de las almas gemelas predestinadas, de la mujer obsesionada con la búsqueda del amor y del  concepto del matrimonio como solución final a todos los problemas. Una serie ideal para todo aquel que está cansado de vomitar arcoíris.

Un pensamiento en ““You’re the Worst”: azúcar no, gracias

  1. Una agradabilísima sorpresa de la temporada veraniega. Se vuelve a demostrar que se puede innovar en cualquier género.

Los comentarios están cerrados.