Megan – za

 

sinidentidadMegan Montaner ha iniciado en Antena3 su propia venganza personal contra su familia. Pero, ¿tiene en realidad motivos para ello?

Ahora en época veraniega, uno tiene más tiempo de ocio, y de ser un ocioso. Eso se traduce en ponerse al día en todo lo que se tiene atrasado. Y “Sin Identidad” era uno de esos atrasos.

La serie empezó (y acabó) con magníficas audiencias. Y como Atresplayer es una aplicación magnífica, me ha permitido visionar la ficción cuando y donde he querido (tragándome anuncios a mansalva, todo sea dicho, que son incluso más molestos que los de su cadena televisiva).

Como has llegado hasta aquí a leerme, entiendo que has visto la serie como yo. Si no, ¡¿a quien se le ocurre entrar a leer una cosa sobre otra cosa que no sabe ni que existía?!

Vamos directos a la clave: ¿Tiene razones el personaje de Megan Montaner para cometer todo las fechorías que nos ha prometido que hará en la segunda temporada?

Repasemos: Su hermana, la yonki-puti  interpretada por Verónica Sánchez la vende. Es más, se la entrega directamente a Quimi (Si, Quimi. Siempre lo ha sido y siempre lo será). Este se la vende a los moros puteros, que a su vez la venden a los chinos puteros.

Por lo tanto, en la lista vengativa ya tenemos a Eva, Quimi, Moro y Chino.

Hasta ahí todo bien. Todos merecen morir. O sufrir. Según tus principios.

Sigamos.

Su madre, Lydia Bosch, es homófoba. No quiero decir que la actriz lo sea, hablo del personaje. Que sois todos unos mal pensados. Y aparte de eso, no es nada más. Solo una madre que quiere a su hija, protegerla y tenerla siempre cerca. Pero Megan no lo ve así, y parece que la ha maltratado desde pequeña, porque el odio que la tiene no es normal.

Su padre, Vilches, la ha dado todo lo que ha querido en la vida. Ha vivido de lujo. Y por el hecho de haberla “adoptado” se pone como se pone… De desagradecidos está el mundo lleno.

¿De qué se queja Megan Montaner? ¿De qué es una “niña robada”? ¿Prefería vivir con Victoria Abril y sus botellas de alcohol? ¿La parece mal la vida que ha tenido en semejante casa? ¿Qué pegas pones a tus padres, niña malcriada?

Porque eso es lo que es María / Mercedes, según como quieras llamarte.

De lo único que se puede quejar, y no mucho, es de Tito Valverde y de M.A.M.

Padre e hijo unidos para tocar los cojones las narices a los demás.

Montaner acusa a su tío Tito (no podía pasar de largo sin hacer la broma) de matar a su madre biológica Abril. Victoria Abril. Pero no tiene ni pruebas, ni nada. Solo mala ostia y ganas de echar el “muerto” a alguien. Nunca mejor dicho.

¿Qué ocurre? Pues que tiene razón en todo. Pero por presentimiento. Y de los presentimientos uno no puede vivir. Yo no puedo detener a un señor porque tengo el presentimiento de que ha robado un banco.

Montaner piensa que si.

Luego todo deriva a la prostitución. A raíz de eso, María / Mercedes se transforma en un ser vengativo, capaz de cualquier cosa por destruir a todo al que tiene o ha tenido alrededor. Pero ojo, no todos son culpables de que haya acabado “vendiendo” su cuerpo.

Pobre Nana (que maja Amparo Valle), si no estuviese tan enferma, seguro que también era objetivo de la protagonista.

Estaremos pendiente a la segunda temporada. Todo sea que tenga que tragarme estas palabras.

Aunque para venganza acojonante la de Emily / Amanda. Victoria Grayson si que se merece un buen disparo. Y no un manicomio. Que de ahí, sabemos todos, acabará escapando…

4 pensamientos en “Megan – za

  1. Vamos a ver , teniendo en cuenta que ésto es ficción y en la ficción puede valer cualquier cosa como motivo para algo…y no vamos a repetir aquí las mil cosas “bobas” que pueden llevar a Águila Roja a vengarse de sus contrincantes o a otros llamados héroes a hacerlo igualmente de los suyos….aquí tenemos a una mujer que vive en un ambiente de lujo aunque exento en algunos momentos de gran cariño, pero mas o menos en una linea normal de vida y se da cuenta un día que todo es una gran mentira..que te mientan sobre tus orígenes ya es una faena pero que de ahí descubras que las personas que te rodean ,tanto las de antes como las nuevas que llegan a raiz de enterarte que fuíste robada, son algunos unos auténticos delincuentes..es mas de lo que uno tiene en una vida , repito, normal.
    Pero no olvidemos que el quid principal de todo es de donde viene Maria Fuentes, hay que pensar, ponerte en la piel de un ser humano que ha pasado las mayores calamidades que una personas pueda pasar en la vida…esos 12 años día por día, de violaciones, privaciones, violencia, momentos trágicos, desesperación, llanto, golpes, etc, etc…todos esos años por culpa de un padre que enseguida se da por vencido y no investiga la “muerte supuesta” de su hija ( aún así el padre es el menor culpable si hay que salvar a alguien) una madre que respira aliviada al enterarse de esa muerte por haberse quitado un peso de encima, una “hermana” que colabora para que esa “vida perra” que ha pasado haya sido porque ella, Amparo, ha tenido mucho que ver ya que mandó que la mataran en un principio y que en el futuro vive su vida en su casa apropiandose de sus pertenencias, un tío que es un asesino que mató a su madre biológica y que encargó que ella misma desapareciera, un primo cómplice del padre y para colmo un novio que en el futuro ve como es empleado del tío asesino.. ¿no son suficientes motivos?? porque yo en la realidad, cogería una ametralladora y me los cargaba, por lo menos a tres o cuatro… 12 años de calamidades bestiales dan para eso y mucho mas…ya lo creo.
    Saludos.

    • Los 12 años me refiero a los que ha pasado en la cárcel de Taiwan con lo que significa y los previos hasta llegar a ello..claro.

    • Amén.. tienes toda la razón…yo tb cogeria y me los cargaba a todos!!!! los 12 peores años de su puñetera vida!!! como para no vengarse…

Los comentarios están cerrados.