Las Sobras (O el cobrador del Frac vestido de blanco)

theleftoversregresoDe entrada, pareciera que estamos viendo una historia fabricada por Stephen King. No s贸lo por la narrativa visual, sino tambi茅n porque no entendemos casi nada de lo que ocurre y 聽no sabemos tampoco a d贸nde vamos a llegar con tanto cabo suelto.

The Leftovers, que en ingl茅s se refiere a la comida que sobra, nos sumerge en un mundo surrealista en el que una peque帽a poblaci贸n de Nueva York (Mapleton) est谩 gobernada por una alcaldeza negra que se empe帽a en conmemorar un acontecimiento que nadie entiende y que, por lo tanto, tampoco se sabe en d贸nde encasillar: La repentina e inexplicable desaparici贸n del 2% de la poblaci贸n humana. Algunos pocos personajes racionales de la serie insisten en la incongruencia de llamar “h茅roes” a los desaparecidos, cuando entre ellos se encontraban personas cuando menos desagradables, aunque el relato de la desaparici贸n se ilustre al principio con un beb茅 y el padre de un ni帽o que se queda desolado, llorando solo en medio de un enorme p谩rking.

Como mecanismo de estr茅s a帽adido, nos presentan a una especie de secta en la que van todos vestidos de blanco, con un exacerbado voto de silencio y un empe帽o inexplicable por fabricarse un c谩ncer de pulm贸n prematuro a base de fumar cigarrillos de manera incansable e ininterrumpida. M谩s inexplicable que la desaparici贸n espont谩nea de millones de personas, me parece c贸mo es que una secta tan poco productiva y no ligada (de momento) a ninguna corriente religiosa consigue financiaci贸n para subsistir en silencio, fumando como chimeneas y acosando al personal, cual cobrador del frac, con el objetivo aparente e inexplicable de que terminen por unirse a su absurda e ininteligible lucha silenciosa.

Esperemos que esta serie nos d茅 un entretenimiento mucho menos desquiciado que el de Perdidos.