“Person of interest”, una serie a la altura de las mejores

personofinterestPoco a poco se están acabando esas series que durante el año, nos han acompañado desde el pasado otoño, ya sea en versión original como dobladas. Y una de esas series que ha terminado su temporada ha sido “Person of interest”, la serie creada por Jonathan Nolan y que hemos podido disfrutar en Calle 13.

Una serie que empezó como un aparente entretenimiento procedimental y que con el pasó de sus tres temporadas se ha convertido en una serie diferente al resto. Una serie que cuando termina un episodio, te deja como espectador con ganas de ver más. Una serie que te ofrece algo distinto, algo que te sorprende y que en cada episodio te deja con la sensación de que vas por detrás de los guionistas. Para mí eso hace que una serie sea mejor que la mayoría. No me gustan las cosas fáciles, y “Person of interest” es de esas series que no suelen ponerte la cosas sencillas.

Cuando hablamos de “The Good Wife”, son palabras mayores, por su reparto, sus guiones y ese sabor de serie grande. Si nos ponemos a comentar sobre “Scandal”, es sin duda uno de mis placeres culpables, y reconozco que no me resisto a “Morritos Washington” y a sus “increíbles” devaneos con el Presidente de los Estados Unidos. “Banshee” y “Ray Donovan” son dos series brutales, en todos los sentidos. Y claro, “True Detective” es una de las series del año, sobre todo por  Matthew McConaughey.

Pero ¿qué decir de “Person of interest”? En sus inicios asistimos a la típica serie de episodios autoconclusivos, que contaba con un dúo protagonista que poco a poco construyó una química difícil de igualar. Por un lado teníamos a un millonario, celoso de su vida privada y que tenía un secreto. Había construido una Máquina que lo ve todo y lo sabe todo, diseñada para proteger a los inocentes. Y por otro, nos encontrábamos a un antiguo soldado, miembro de las Fuerzas Especiales, roto por el dolor de una perdida y que tras el encuentro con nuestro millonario favorito, encontraba una meta por la que seguir adelante.

Episodio a episodio, los personajes de Harold Finch y John Reese, a los que dan vida Michael Emerson (que ha hecho olvidar en parte a su mítico Ben Linus de “Perdidos”) y Jim Caviezel, un actor que ha encontrado un papel a su medida, y que recuerda mucho a Jack Bauer, han combatido en favor de los inocentes, en favor de esos números irrelevantes para el Gobierno y que eran descartados por La Máquina. Junto a ellos, el detective Fusco (ese personaje que siempre te arranca una sonrisa) que ha pasado de ser un policía corrupto, obligado a trabajar a la fuerza con nuestros justicieros, a ser parte importante en la vida de nuestros protagonistas; y la detective Carter, su implacable perseguidora (al menos en sus inicios), una policía incorruptible y siempre dispuesta a luchar por la justicia y los más desfavorecidos. Un equipo que se rompió, en un imponente giro de los acontecimientos en el primer tercio de la tercera temporada y que nos regaló un espectacular montaje musical, emocionante y brutal a partes iguales.

personofinterest2A este cuarteto, que se mantuvo unido a lo largo de las dos primeras temporadas y media de la serie, hay que sumar por supuesto a la implacable Shaw (a pesar de todo, bellísima Sarah Sahi). Antigua agente de Control, miembro del equipo oficial, al que La Máquina entregaba los números relevantes, y que tras ser traicionada se une a nuestro dúo justiciero (y no, no estoy hablando de Batman y Robin), consiguiendo los guionistas encontrarle su sitio y dándole a su personaje su espacio en la serie. Y claro, no podía olvidarme de Root (genial Amy Acker), que de desequilibrada psicópata ha pasado a ser la salvadora de nuestros personajes favoritos, estableciendo una más que curiosa simbiosis con La Máquina.

Como veis (para los que no conozcáis la serie), “Person of interest” no es sólo una serie de acción sino que cuenta con un grupo de esplendidos personajes y por supuesto, con un nutrido elenco de enemigos y aliados, a los que hemos ido conociendo a lo largo de sus tres temporadas. Si en la última temporada se ha acentuado el enfrentamiento con Décima y Vigilancia (espectacular el giro argumental del episodio final) y hemos visto (¿al completo?) el plan de Greer, anteriormente hemos disfrutado de la presencia de Elías. ¡Como echamos de menos a este mafioso, aliado y enemigo a partes iguales de nuestros justicieros! Espléndidamente interpretado por Enrico Colantoni, y que nos ha regalado grandes momentos a lo largo de la serie. Y no puedo olvidarme de HR, ese grupo de policías corruptos “liderados por Simmons”, que traía en jaque a los protagonistas, desde el principio de la serie. Al principio sólo con pequeñas pinceladas, y para terminar descubriendo que sus tentáculos llegaban hasta lo más profundo de la burocracia de la ciudad de Nueva York.

Reconozco que me llevaría horas y horas escribiendo sobre “Person of interest”, una serie que al principio me gustó por su planteamiento sencillo y por la química de sus personajes, y que con el pasó de los episodios ha ido desarrollando su propia mitología, un universo propio, con personajes memorables, episodios para enmarcar, giros argumentales a cual más sorprendentes, que incluye un final de temporada (la que acaba de finalizar) que nos ha dejado con la sensación de que lo más grande está por llegar. Libertad frente a seguridad. Dos máquinas enfrentadas, como dos dioses en pugna por la supremacía sobre la indefensa humanidad.

Tras una tercera temporada que sin miedo a equivocarme, puedo catalogar como lo mejor del último año televisivo, espero con ganas lo que nos deparara el próximo otoño el universo de “Person of interest” ¡Ya nadie es irrelevante!

3 pensamientos en ““Person of interest”, una serie a la altura de las mejores

  1. ¡Qué gran serie y qué pena tan grande que haya mucha gente que no la esté viendo, o que no la quiera vez por haber empezado como un procedimental ramplón antes de convertirse en esta maravilla que es ahora!

  2. Me encantaría que la pasaran siempre, acá en Argentina empezó hace unos días a dar los primero capítulos, lo único que espero es que siga dando, es una serie ESPECTACULAR los personajes MUY bien elegidos, sobre todo Jim Caviezel es lo MAS NO DEJEN DE PASARLA

  3. Person of Interest es sin duda una de mis series preferidas y por mucho
    me encanta el argumento, el gran elenco que tiene, así como la trama de la historia
    que se va desarrollando día a día, esta tercera temporada me causo mucha intriga
    ya que el giro que dio vigilancia, eso no me lo esperaba así como lo de Root con las
    nuevas identidades para los antagonistas de nuestra esplendida serie,
    ya quiero inicie la cuarta pero ni modo tendremos que esperar.

Los comentarios están cerrados.