El espía en la red

spoiler

Érase una vez un reino en el que no existían las redes sociales. Los habitantes de aquellas tierras tenían una cita cada siete días con la serie que veían. Era su único contacto con ella. Durante el resto de la semana permanecían pensando que pasaría con aquel asesino en serie escondido en la casa del protagonista o con el padre de familia que tenía que sacar adelante a sus dos hijos. Sus únicas opciones eran quedarse hasta el final para averiguar qué es lo que pasaría próximamente o acudir al quiosco para comprar la revista en la que se daría una pequeña píldora.

Desde entonces no ha pasado tanto tiempo, y hoy en día parece inviable imaginarse un mundo en el que las redes sociales no jueguen un papel fundamental para conocer y calmar las ansias de saber que nos deparará el siguiente capítulo de ‘Scandal’, ‘Juego de Tronos’ o ‘The Walking Dead’. Con su aparición las han hecho más cercanas, como si los actores fuesen los vecinos con los que nos encontramos todos los días en el rellano de la escalera. Gracias a esta relación directa con los protagonistas, guionistas, productores o directores, conocemos todos los entresijos que de otra manera sería casi imposible de conocer. Dejan a la vista anécdotas, horas de rodaje o estrellas invitadas, todo un lujo al alcance de una conexión a Internet. Pero en ocasiones pueden jugar más de una mala pasada al espectador desvelando tramas que permanecían encerradas en un cajón bajo tierra cerrado con cinco candados. Lo que se conoce como spoiler.

Un ejemplo claro de lo que no se debe hacer fue lo que le pasó al actor de ‘Anatomía de Grey’ Patrick Dempsey. En su perfil de Twitter colgó una instantánea en la que se veía al personaje interpretado por Eric Dane, el doctor Mark Sloan, tumbado en una cama de hospital y con unos tubos conectados a su boca que le permitían respirar. En ese momento las teorías empezaron a surgir y la misteriosa foto fue borrada para no dejar constancia del tremendo error. Pero para entonces ya era demasiado tarde. Solo hubo que esperar para ver el primer capítulo de la novena temporada para confirmar que el doctor Mark Sloan moría después de un grave accidente de avión.

Pero no siempre la culpa la tienen los actores. Es por todos sabido que las series de Estados Unidos llegan con alguna semana de retraso a España, es por eso que en ocasiones se puede tener alguna que otra pincelada de lo que deparará el siguiente capítulo. ¿Pero qué pasa si nos enteramos antes de tiempo quien es el asesino en serie? Eso fue lo que pasó con ‘El Mentalista’. En su cuenta de Facebook fueron poniendo fotografías en las que se iban descartando sospechosos que podrían ser John el Rojo, hasta que llegó el día en el que dijeron públicamente de quien se trataba. Para los espectadores de Estados Unidos no fue ningún problema, ya que lo acababan de descubrir, pero para los que vivían al otro lado del Atlántico fue un gran spoiler. ¿Y si las cadenas anuncian que un actor no va a seguir la próxima temporada se puede considerar que te destapan el final?

Más allá de estos pequeños rifirrafes en los que en vez de actuar como amigos actúan como enemigos, está claro que con la aparición de Twitter, Instagram o Facebook ya no hace falta esperar a los extras de la versión en DVD para adentrarse en el universo paralelo. Con su inestimable colaboración nos damos cuenta de que los actores de ‘Lost’ no estaban tan aislados de la civilización como parecía, que los que son enemigos delante de la pantalla son los mejores amigos detrás de ella o que los actores de series con ‘NCIS: Los Ángeles’ son humanos como el resto y necesitan dobles para realizar las espectaculares persecuciones.