“Al Capone con una placa”

The shieldLa semana pasada estaba naufragando por internet cuando apareció una noticia de estas de “te puede interesar”. Iba acompañada de una foto de un policía negro que, a pesar de que su tamaños no superaría los 100 píxeles, reconocí de inmediato. Era Julien Law, policía del distrito de Fargminton. Bueno, para ser exactos, era Michael Jace, actor secundario de “The Shield” (En España “The Shield, al margen de la ley”), una de las mejores series de policías que he visto en mi vida.

El actor disparó a su mujer en medio de una discusión causada por los problemas económicos que atravesaba el actor desde 2011. El propio Jace llamó a la policía asegurando que había matado a su mujer.

Dejando a un lado la tragedia, la triste noticia me hizo recordar la maravillosa serie de “The Shield”, creada por Shawn Ryan, y que contaba, entre sus numerosos guionistas, a Kurt Shutter, el creador de “Sons of anarchy”. Ahí es nada.

“The Shield” cuenta la historia de un grupo de policías del conflictivo (y ficticio) distrito de Fargminton, ubicado en Los Ángeles. (Como curiosidad, los agentes de la serie llevan placas diferentes a las que usa en la realidad el cuerpo de Los Ángeles, ya que no querían que se les vinculase con la corrupción imperante en la serie). La acción se centra en el Grupo de asalto, un equipo creado para luchar contra las bandas callejeras, el tráfico de drogas y demás, comandado por Vic Mackey (Michael Chiklis). Un policía que, como lo describen en la serie en el primer capítulo (para que nos hagamos una idea de lo que viene) “No es un policía, es Al Capone con una placa”.

“The Shield” es una de esas series que consigue que te enamores de su protagonista, aunque este sea el ser más despreciable de la tierra. En Breaking Bad, por lo menos Walter White tenía un motivo, una razón inicial aunque esta con el tiempo desapareciese. Pero en The Shield, Mackey es corrupto porque sí. Bajo mi punto de vista, lo bueno de la serie de Ryan son los giros argumentales, la manera en la que se resuelve todo y, sin entrar en spoilers, su final es simplemente el mejor de la historia de la televisión, por mucho “Baby Blue” que nos puedan plantear.

En definitiva, “The Shield” es una serie imprescindible ya no sólo para los amantes del género, sino para los amantes de las series en general. Asi que, si tienes un hueco entre cada capítulo de Juego de Tronos, no te puedes perder las peripecias de Vic Mackey y de su grupo de asalto.