Un depredador con apariencia angelical

la-caza

Hombre blanco de entre unos 30 y 40 a√Īos. A primera vista parece un vecino m√°s al que fiar√≠as el cuidado de tu casa cuando te vas de vacaciones o le dejar√≠as la cortadora de c√©sped. Atento como el que m√°s, lleva a sus dos hijos al parque, acude a las reuniones del colegio y est√° casado con una enfermera neonatal. Trabaja como orientador ayudando a la gente a superar dif√≠ciles trances de la vida, como la p√©rdida de un hijo. Es met√≥dico, concienzudo, sigiloso y cuidadoso en los detalles. Sus v√≠ctimas son mujeres blancas, morenas, en la treintena y con un trabajo estable. Antes de llevar a cabo los asesinatos, sigue sus movimientos y entra en sus casas para analizar el terreno, sacar fotograf√≠as y robar ropa interior. Les asfixia, les ducha, les pinta las u√Īas, les corta un mech√≥n de pelo y les deja parcialmente cubiertas sobre la cama. El nombre del sudes es Paul Spector.

La encargada de dar caza a este sujeto es la detective de homicidios Stella Gibson, de la Policía Metropolitana de Londres, quien ha sido enviada a Belfast para liderar la investigación del homicidio de la joven arquitecta Alice Monroe. Perfeccionista en su trabajo, dominante y estricta, así es la cabeza pensante que lleva las riendas de un caso que salpica a la política de Irlanda del Norte. Sin miedo a lo que piensen de ella, se embarca en una partida de ajedrez donde no conoce ni al contrincante ni cuando se realizará el próximo movimiento que elimine a uno de sus peones blancos. Piezas de un tablero que son fotografiadas y guardadas en un cuaderno para que el asesino reviva el momento una y otra vez.

El motivo que le ha llevado a cometer tales horrendos cr√≠menes se desconoce, pero Gibson sospecha que su primer intento tuvo lugar con 23 a√Īos cuando dese√≥ ahogar a una compa√Īera de universidad. Desde entonces, cuatro v√≠ctimas, tres de ellas en tres meses, que fueron seleccionadas por considerarse inferiores, y que son humilladas antes y despu√©s de haber sido asesinadas. Ese es el resultado provisional de una mente perversa que se arrepiente de haber matado a una mujer embarazada, porque para Spector los bebes son inocentes a los que siempre ha intentado proteger.

Dos mentes, dos personalidades y un √ļnico objetivo, quitar la careta que se esconde detr√°s de ese cari√Īoso y perfecto marido. As√≠ es “La Caza”, un thriller psicol√≥gico que coloca en primera fila de acci√≥n al espectador, fiel guardi√°n de los secretos m√°s oscuros que nadie m√°s se atreve a conocer. Una serie de BBC Two con intriga y suspense a partes iguales que desaf√≠a los l√≠mites insospechados al hacer reflexionar al p√ļblico qui√©n se esconde detr√°s de la puerta de al lado.