Amor eterno a los Gallagher

shameless MundoplusLa mejor familia de la historia de la televisión vive en Canal+ Series. Afortunadamente, ya no tenemos que esperar a los veranos para disfrutar de esta singular tribu en donde, cada miembro, es peor que el anterior, pero aun así, no puedes dejar de quererlos.

La palabra repugnante, pensándolo bien, no es la idónea para este caso. El mas hijo de puta es Frank, eso no se lo quita nadie.

No voy a explicaros de que va la serie, porque ya lo hice hace mucho tiempo (Aquí la prueba de ello: http://www.mundoplus.tv/blogs/series/2013/09/la-sinvergonzoneria-de-shameless/) y porque ya deberías estar enganchado. Al Cielo deberías ir si no amases a los Gallagher. Porque al Infierno, los demás, iremos con ellos.

Lejos quedan ya las custodias, madres lesbianas, y el robo de coches (apenas echamos de menos a Jimmy/Steve, en gloria que esté). Ahora pasamos a un punto de la historia más maduro, aun si cabe. Prostíbulos, cocaína (Fiona, Fiona… la madre que te parió), ¿incesto?…

Vayamos por partes, como dijo el colega Jack:

Carl es ahora un jodido pajillero, seguramente, el mejor de la serie (mejor personaje quiero decir, mal pensados…). Es solo verle, y reírte porque sabes que va a hacer una guarrada/cabronada. No debería crecer jamás.

Fiona es adicta. Si. A la familia sobretodo, y no al sexo como se empeña en asegurar el hermano del novio cuyo nombre no conozco. Ese es un hijo de puta (el cuñado), así, con todas las palabras. Atormentado de la vida, incapaz de ser feliz, solo consigue ráfagas de alegría jodiendo la vida quien le rodea. Gentuza así es la que yo no quiero en mi vida. Prefiero compartir techo con Frank, para que os hagáis una idea.

Lip no conecta con la universidad. Es normal. Toda la vida en un barrio de mierda, llega a la “élite” y allí solo caes bien a tu compañero de piso. Que no se corta a la hora de mantener relaciones sexuales con el otro a medio metro. Para tener “amigos” así…

Más pronto que tarde acabará abandonando. No es su mundo. Pero queda la opción de madurar, de echarle un par de huevos, de afrontar y elegir cuál es su verdadero mundo, si su barrio, o ese pseudo-campus que tanta manía tiene con pararse cada semana, como si les pagasen por cada “flashmob” que hacen. Paletos son ellos, y no los Gallagher.

Debbie se nos está haciendo mayor. Aun recuerdo cuando tenía que cuidar de sus muñecos, que era su única y apreciada preocupación (ojalá todas fuesen así en la vida), pero ha crecido, o mejor dicho, la han obligado a crecer. En esa familia pasa todo mucho más rápido que en cualquier otra. Además, la amiga zorra que tiene no es su mejor valedora. Ha llegado el momento de salir con chicos, enrollarse con ellos, y lo que es ¿peor? ¿mejor?, tener relaciones sexuales. Solo tiene 13 años. Las niñas, en mis tiempos, a esa edad, jugaban aun con Barbie. Ahora se ve que no. Ella dice estar preparada, menos mal que el novio que se ha echado sabe que hay que esperar. A mi Debbie, que no me la toque nadie…

Veronica y Kevin siguen sobreviviendo como pueden. Van a ser padres de 4 niños a la vez (yo creo que tienen una apuesta interna en donde se ven capaces de superar a los mismísimos Gallagher). Y ahora son dueños del bar. Parece que ahora el prostíbulo que han montado les va a traer bastante dinero. Pero todos conocemos estas cosas, mas pronto que tarde seguro que surgen otros problemas…

Ian se suponía que se había fugado, que se había ido al ejército. Y así fue. Pero es un Gallagher al fin y al cabo. La tendencia es joderla. Y cuanto antes, mejor. Anda que robar un helicóptero al gobierno de los Estados Unidos de América… Ese país que para entrar casi tienes que besarles los pies, y tienes que aguantar hasta vejaciones en aeropuertos (putos controles). Así da gusto conocer mundo. Luego se escandalizan porque la hermana de Michael Jackson enseña una teta. Jodidos hipócritas…

Y por último, solo queda hablar de Frank

Ya no tiene esos pelos largos que tanto le caracterizaban durante la serie. Ahora está enfermo, pero de verdad. Se está muriendo. Cosa que debería saber de sobra. Pero no pensaba que iba a ser tan pronto. Es un ser tan indeseable, que se liga a su propia hija (que grande es Emily Bergl), la cual no sabe quién es su padre, con tal de conseguir un hígado. Lo único que le queda es que nos hace mucha gracia, por muy carbón que sea.

Siento que si has leído esto, te haya jodido/spoileado media serie, pero te lo tienes merecido. Ya tendrías que ser seguidor de la serie, y esto mismo que he escrito yo, tendrías que haberlo escrito tú.

Que a vago no me gana nadie. Y mucho menos un Gallagher.