Entrevistamos a Michael J. Fox, protagonista de la nueva serie de Canal+ Series

elshowmichaeljfoxentrevistaEl 1 de enero llega a Canal+ Series “El show de Michael J. Fox”, la serie que ha significado el regreso a la pequeña pantalla como protagonista de la estrella de Hollywood. En la serie, el actor da vida a Mike Henry, el presentador de noticias más querido de Nueva York, que dejó aparcada su carrera para centrarse en su familia después de que se le diagnosticará que padecía Parkinson. Ahora, pasados cinco años y con sus hijos preocupados en crecer, puede que haya llegado el momento de volver a trabajar. A continuación os reproducimos una entrevista con el actor, en las que habla sobre su enfermedad, su familia y su trabajo en su nueva serie.

Aunque para el gran público siempre será Marty McFly, protagonista de la trilogía de “Regreso al futuro”, Michael J. Fox ha sido un habitual de la televisión. De 1982 a 1989 protagonizó la serie “Enredos de familia”, por la que ganó tres premios Emmy y un Globo de Oro. En 1996 volvería a la televisión protagonizando “Spin City” (“Loca Alcaldía”), gracia a la cual ganó tres Globos de Oro y un Emmy. El actor fue diagnosticado de su enfermedad en 1991, aunque lo guardó en secreto durante siete años, hasta que en 1998 lo hizo público, comprometiendose a hacer campaña en favor de la investigación sobre el Parkinson. Fox abandonó “Spin City” (“Loca Alcaldía”), en el año 2000, tras finalizar la cuarta temporada de la serie.

Sin embargo, en los últimos años hemos podido disfrutar del talento del actor como estrella invitada, en multitud de series. Desde el manipulador abogado Michael Canning en The Good Wife, pasando por su participación en la serie de Denis Leary “Rescue Me: Equipo de rescate”, sin olvidar su paso por “Boston Legal” y “Scrubs”.

M: Hay muchas referencias al Parkinson en tono humorístico. Hemos podido verlo con los huevos revueltos, las llamadas al servicio de emergencias, etc. ¿Revisó el guión con otras personas de la comunidad del Parkinson, les transmitió lo que pretendía hacer para crear el personaje?

Michael J. Fox: No, no lo hice. No reviso el instinto creativo, sólo lo sigo. Siento que esto es un reflejo de mi experiencia y sin duda en el piloto quedó más presente de lo que está en los guiones. La forma en que veo la vida, la forma en que veo la realidad del Parkinson, a veces es frustrante y otras divertido. Necesito verlo de esa forma y pienso que otras personas pueden verlo así. Pero más allá de eso, creo que todos nos llevamos algún golpe, todos tenemos nuestro propio Parkinson. Todos tenemos algún problema. Creo que lo observaremos a través de un filtro. Lo observaremos a través del filtro de esa experiencia y diremos: “Sí, yo también tengo que reírme de mis problemas”. Si alguien quiere estar indignado, puede estar indignado, sólo que no creo que sea algo indignante.

M: Cuando una persona se enfrenta a una incapacidad como individuo, existe una tendencia a desarrollar un humor negro, a hacer chistes sobre cosas que horrorizan a las personas que están al margen de esa situación. ¿Puede hablarnos un poco sobre cómo encontrar un término medio para tratar el humor de una mala situación sin ir demasiado lejos y escandalizar?

M.J.F.: Bueno, no creo que hayamos escandalizado. Creo que lo único con lo que juega esta serie, al menos cuando trata el Parkinson, es que es algo que se asimila como normal en la vida de la familia, tal y como ha pasado en la mía. Todo es cuestión de percepción. Muchas veces cuando tienes una minusvalía, una de las cosas con las que tienes que lidiar es con la percepción que otras personas tienen sobre cuál es tu experiencia, que se imaginen lo que ellos creen que es, y su miedo a ello, y que no vean lo que estás experimentando. Por eso creo que no hay nada como el Parkinson, para mí no es nada horrible. Es con lo que tengo que lidiar. Es mi realidad y mi vida, pero no es algo horrible. No hay nada horrible en la superficie a cerca de alguien a quien le tiembla la mano. No hay nada horrible en que alguien en su vida diga: “Dios, estoy realmente cansado de que me tiemble la mano” y en que yo responda: “Yo también”. Esta es nuestra realidad. No podemos controlarlo.

M: Cuando decidió pasar a una especie de retiro parcial, ¿qué cambió en su salud desde entonces al momento en el que sintió que podía asumir una serie como esta? ¿Le proporcionaron sus interpretaciones como actor invitado la confianza de que esto es algo que podría hacer?

M.J.F.: Las actuaciones como actor invitado fueron geniales y eso realmente me llevó a pensar que esto es lo que yo hago, esto es para lo que me construyeron y lo que estoy programado para hacer. Así que quería hacerlo. Es decir, es lo que me gusta hacer y con lo que he disfrutado toda mi vida simplemente pensé, por qué no. No hay ninguna razón para no hacerlo. Y en cuánto a qué pasó durante el paréntesis que me tomé en lo que respecta a las actuaciones como actor invitado simplemente descansé. Pasé ese tiempo con mi familia durante sus años de verdadera formación y me encantó y en cierto modo jugaba con pastillas y nuevas medicaciones que me ayudaban a tratar la discinesia y otras cosas con las que luchaba antes y que ahora ya no tengo tanto gracias a la medicación para contrarrestar los efectos secundarios. Así que simplemente pensé que era el momento adecuado para hacerlo.

M: ¿Considera que tiene que marcarse un ritmo diferente ahora que está haciendo esta serie en comparación con cuando hacía, por ejemplo, Enredos de familia o alguna serie anterior? ¿Tiene que marcarse un ritmo diferente en el trabajo?

M.J.F.: Bueno, creo que en parte se debe a que tengo 52 años. Se lo digo a Tracy (Tracy Polland, la mujer de Michael J. Fox) todo el tiempo, le digo soy mayor. No se trata del Parkinson. Se trata simplemente de ser mayor. Así que me marco un ritmo algo diferente, pero, tal y como he dicho antes, siento que los músculos se fortalecen de nuevo y los guiones han sido fantásticos. Nos dan esos guiones y es un verdadero placer trabajar con ellos. Realmente han captado la perspectiva única de esta familia de un modo que… bueno, algunos dicen que parece como si la serie se llevara emitiéndose desde hace tiempo. Simplemente nos dejamos llevar por el ritmo y todos disfrutamos trabajando los unos con los otros. Es diferente a Enredos de familia, no puedo decir que haya desarrollado una forma diferente de trabajar por algo que tenga que ver conmigo. He desarrollado una forma diferente de trabajar porque trabajo con personas diferentes y estamos haciendo algo diferente. Es algo realmente único y emocionante y adoro trabajar con estas personas.

M: ¿En qué medida la serie, en cuanto a la razón para volver a trabajar, se basa en su vida real? ¿Realmente quieren su mujer y sus hijos que esté fuera de la casa? ¿O es simplemente que ha establecido una rutina trabajando como actor invitado y siente que puede con esto?

M.J.F.: Es un poco de ambas cosas. Creo que mis hijos se alegran de que vuelva a trabajar, simplemente por el mero hecho de estar contentos por mí. Pero creo que hay como una falta de control de lo que hacen cuando estoy ocupado haciendo otra cosa.

M: Durante este último periodo en el que no trabajaba tanto como actor invitado, ¿cuál era la parte buena?

M.J.F.: Estar con mi familia, pasar el tiempo con mi familia y volverlos locos de una forma parecida a como hace Mike Henry en la serie, simplemente estar allí para ellos. Mi hijo tiene 24 años y mis hijas tienen 18 años y la más pequeña tiene 11. Así que he disfrutado de una buena parte de su vida, de sus años de infancia en los que eran el centro de mi atención y ha sido hermoso. Ha sido maravilloso. Como he dicho antes, puede que para ellos haya sido una experiencia diferente. Pero para mí ha sido magnífica.

M: ¿Considera que está preparado para volver a hacer películas? Porque parece que 2015 sería el año perfecto para Regreso al futuro 4. Podría enviar a otro hijo a 1985 y decirle adiós cuando se marche.

M.J.F.: Tendría que interpretar a Doc Brown. Sin duda. Para responder a su pregunta, no lo sé. Pero cuando hablaba con Will, una cosa que percibo al hacer esta serie, hasta ahora hemos rodado seis capítulos, es que sabía que iba a pasar una de dos cosas. Bien me iba a atrofiar, a medida que avanzara el año, o bien iba a recuperar los músculos, y estoy planeando recuperar los músculos. Cada día, cada semana que pasa me siento más cómodo con este plan y estoy muy contento con lo que se siente al volver a trabajar. Una película, no lo sé. Quiero decir, tendré que pensarlo cuando surja. Pero no puedo imaginarme rodando 22 capítulos de esta serie y luego pasarme el verano como en 1987, rodando Rock Star y El secreto de mi éxito, y luego volver al trabajo. Es una locura y así es como me metí en este lío.