El taller de guionistas se estrena en el Festival de Series

tallerdeguionistasfds13Hubo también lugar para un encuentro con los guionistas en este Festival de Series 2013, los auténticos artífices de las historias que nos llegan a casa. Cinco de los más representativos de nuestro panorama nacional, intentaron darnos a conocer su propia vida y la de sus guiones. Para este encuentro ejerció como moderador Cristóbal Garrido, guionista de series como “Gran Hotel y “Gran Reserva: El Origen” entre otras muchas.

La charla planteó cómo se desarrolla un guión, desde incluso antes de su nacimiento. En primer lugar cada ponente explicó su manera de entrar en el gremio. Carlos G. Miranda, guionista de “El internado”, reconoció haber recurrido al muy español método del “enchufe” para meter la cabeza en el mundillo. Otros reconocieron haber participado guiones de concursos y formatos varios, muy lejos de las series de éxito en las que hoy participan.

Todos ellos apuntaron que en algunas ocasiones, tan importante como la calidad del guión es saber venderlo a la cadena en cuestión. Para ello existen varias maneras: Desde el formato flyer, más propio de discotecas y bares de copas, hasta una caja sorpresa de la que salen plumas y matasuegras (sí, con ese método vendieron una serie). Otros más serios son la llamada “Biblia”, expediente con resúmenes de capítulos, tramas y personajes.

Especial interés nos causó el tema de la flexibilidad de los guiones. En cualquier momento la cadena puede decidir variar el rumbo de la serie por las cuestiones más diversas. En este sentido Carlos G. Miranda nos reveló que “El internado” se proyectó en un principio como una comedia y no como la serie de misterio que luego conocimos. De hecho, explicó que aunque finalmente se conservaron los nombres de los personajes, todos ellos estaban pensados para comedia. Hablamos de nombres como “Jacinto” y similares.

La última pregunta encerraba una seria reflexión. A todos ellos se les planteó el tipo de género que les gustaría trabajar si pudieran crear su propia serie: Investigación policial, negro clásico y misterio fueron los mencionados. Géneros todos ellos poco frecuentados por las cadenas españolas. Es decir, los guionistas con más currículum de este país, los que más saben de esto, no están contando las historias que desearían.

En fin, lo más importante de todo son las series. Por ellas tuvimos el placer de volver a este festival y ponerle cara a su público.