“The Walking Dead”: mi segunda oportunidad

thewalkingdead3mitadfinalAunque me hubiera gustado que el Doctor viniera con la TARDIS y me ayudara con los problemas de mi ordenador (por ello os pido disculpas por el especial que estaba haciendo y que tendré que proseguir) ello no fue así (no pierdo la esperanza…)

Salvando las distancias, cuando uno no está todo el rato pendiente de las últimas novedades de las series ve que estas se acumulan (aunque en muchos caso, al final, lo único importante son si renuevan las que nos gustan) y que no se tiene la misma percepción de éxito (soy yo ¿o se ha hablado menos este año de Black Mirror?). Sea como sea, no he dejado de ver series, incluso he vuelto a comenzar una, esta vez en compañía: “The Walking Dead”.

Como ya sabéis por este blog, la serie ya ha terminado su tercera temporada (tanto en su país de origen como emitido en abierto en España), pero ¿cómo decir que no cuando te insisten en ver la serie?, además, lo bueno (que a veces perdemos con tantas series) es ver si nuestra percepción primera (sobre todo si es mala) es con la que nos quedamos (de nuevo)

Por si acaso, desde aquí algún spolier:

Cuando vi la primera temporada lo hice en V.O. y aun habiéndome leído los comics no esperaba una mera copia; razones como las que al igual que la primera temporada al igual que los primeros comics no pueden muestran todo su potencial en su inicio hasta que el mismo lenguaje televisivo hace que se tenga impedimentos (como mostrar ciertos temas, o el mismo presupuesto que tiene una serie). Sin embargo si me sentí algo decepcionada con lo visto ¿cómo esta gente ha podido sobrevivir? ¿Por qué ciertas normas referentes a los zombies no se siguen? ¿Por qué tantos personajes nuevos si no les conocemos? ¿Para qué sacar la historia del CDC?

Supongo que al verlo con más personas, he seguido pensando que hay ciertas situaciones absurdas ¿esa gente ha sobrevivido? ¿cómo?, pero también me he dado cuenta que la serie ha acercado el mundo de los zombies a personas que en un principio no se acercan a esta temática. Un ejemplo claro es por la sangre, las vísceras y la violencia que se ve en una película de zombies e infectados, en la serie lo muestran pero no se recrean en ello, viven en un mundo roto, peligroso pero eso no es lo único importante que enseñar, asimismo, no se percibe que quieren agradar a la gente que ya es aficionada al género o al comic en exceso.

Si eche de menos en esta primera temporada (como ya hice en su tiempo) un desarrollo mayor de los personajes, de donde vienen, quienes son, el comic tiene tiempo de señalarlo pero, se que la serie tiene que ser más ágil; siempre mirando hacia delante, pero sin parar a pensar en lo que realmente sucede, aunque digan en alto como ha cambiado el mundo, en ocasiones se comportan como si simplemente estuvieran de excursión (podemos hablar de la negación de los hechos, pero estamos ante gente que ha tenido que huir, que ha visto el horror provocado no ante personajes que no han visto mucho como podría ser el personaje principal Rick Grimes, aunque este al haber sido un agente de la ley ya ha visto cosas terribles, por lo que tampoco es un personaje que baja de una nube). Por ello aunque fui critica con el último episodio de la temporada  en su tiempo (estupendo el guiño con la CDC francesa, porque ¿cuál fue la enfermedad del siglo pasado?) comprendo por qué se hizo, aunque en el género no es importante saber el origen, para cualquier persona esa sería la primera pregunta ¿Por qué sucede? ¿o ¿Por qué los personajes no investigan? ¿no les importa la cura? así que con ese final no sólo demuestra la desesperanza (Jaqui que decide no seguir el camino frente al grupo que lucha por salir y sobrevivir) también les enseña que deben darse cuenta que deben luchar si quieren seguir sobreviviendo y nunca mira atrás.

Con todo lo anterior, puede resumirse en lo que he señalado anteriormente: es una serie que busca que muchas más personas se acerquen al género, pero al género zombi en el que las personas deben convivir con un hecho inesperado que corta su vida, que hace que tenga que huir, criticando nuestro comportamiento, no basándose en la mera violencia gráfica.

Con sus personajes grises (como he señalado por el desconocimiento de su vida, a excepción de Ed Peletier como malo de la función para que no sintamos tanta pena por su final, y Merle Dixon, que aun no sé porque dieron pie a esa situación tan absurda) y su protección a los menores (todos los niños son protegidos especialmente y sólo vemos a un zombie más joven que un adolescente en el piloto) quedo una temporada pequeña con la que AMC, desde entonces, no ha dejado de estar contenta, encontrada su gallina de los huevos de oro, solo habrá que esperar que veremos en ella dentro de unos años ¿cansará? ¿tiene un techo? o ¿no?.

Y mientras, comenzare a ver en breve la segunda temporada esta vez por primera vez, y lo se: tengo que tener paciencia.

Un pensamiento en ““The Walking Dead”: mi segunda oportunidad

  1. La tercera temporada fue decepcionante. Después de una primera parte muy buen, en la segunda parte la mataron y fue de sin sentido, en sin sentido. Una pena.

Los comentarios están cerrados.