“Da Vinci’s Demons”: Una realidad ficticia del gran Leonardo da Vinci

davincidemonsblogLa vida de Leonardo Da Vinci ha sido siempre un misterio. Sus obras y personalidad est√°n rodeados de enigmas, ingenio, fantas√≠a, ocultismo, majestuosidad‚Ķ. algo que ha aprovechado David G. Goyer, para crear “Da Vinci‚Äôs Demons“. La historia se centra en la Florencia de la segunda mitad del siglo XV, plena √©poca renacentista. Tom Riley har√° el papel del genio pintor, inventor y escultor¬†entre otra multitud de¬†virtudes de Leonardo.

Su personalidad chulesca, poseedora siempre de la verdad, protector de sus secretos, ¬†y algo canalla hay que a√Īadirle sus ganas de meterse en l√≠os, destreza con el sable a dos manos, mujeriego y consumidor de opio que se ha sacado de la manga Goyer. Y es que, aunque pueda dar la impresi√≥n de ser una serie hist√≥rica, el autor de Da Vinci‚Äôs Demons usa m√°s la historia, √©poca y personajes como referente¬†para manipularlos a su libre albedrio, una “revisi√≥n de la historia”. De ah√≠ que haya sido criticada por los m√°s fans del genio florentino aunque el p√ļblico en general la ha respaldado en EEUU con una media de dos millones de espectadores y la renovaci√≥n autom√°tica¬†de¬†su segunda temporada por parte de Starz.

A partir de aquí spoilers, lee bajo tu responsabilidad

El jueves a las 22:20 ha sido el d√≠a elegido por Fox Espa√Īa para ense√Īarnos los ocho cap√≠tulos de esta nueva producci√≥n sobre Leonardo.¬†El personaje principal muestra su sabidur√≠a ba√Īada con prepotencia y descaro lo que le lleva a meterse en m√°s de un problema. Mujeriego, aunque a lo largo de la serie aparecer√° su faceta homosexual, mantiene una relaci√≥n¬†carnal con¬†Lucrezia Donati, interpretada por Laura Haddock que es a su vez amante de Elliot Cowan, en el papel de Lorenzo de Medici. Este tri√°ngulo amoroso aportar√° gran poder de informaci√≥n al personaje femenino usada para ayudar a la Iglesia m√°s tradicional y sanguinaria en su lucha contra los herejes y enemigos del la religi√≥n cat√≥lica. Una muestra de la misma es la escena donde el Papa aparece ba√Ī√°ndose con un joven al que matar√° por estar presente en una conversaci√≥n con informaci√≥n confidencial.

El poder en Florencia  

La lucha por el poder e influencias entre las diferentes familias se√Īoriales florentinas, Medici, Sforza o Verrocchio, tambi√©n¬†aparecen en Da Vinci’s Demons. Por ello, el creador de la Gioconda, intentar√° ayudar con sus inventos b√©licos a Lorenzo de Medici,¬†para defender Florencia¬†ante posibles enemigos como¬† Roma.¬†La Iglesia no se quedar√° atr√°s e intentar√°, de todas las maneras posibles, dominar¬†la ciudad florentina¬†adem√°s de¬†proteger¬†sus secretos¬†ante Leonardo el¬†cual¬†tratar√° de descubrirlos con la ayuda del Turco.¬†El conde Riario, sobrino del Papa Sixto, ser√° el encargado de mantener a raya al artista florentino.

En la b√ļsqueda de la verdad y del conocimiento, Leonardo, contar√° con el apoyo de su amigo Zoroastro, vividor y ladronzuelo¬†adem√°s de Nico,¬†aprendiz fiel a su maestro. Ambos estar√°n sometidos a todo tipo de peripecias¬†rocambolescas y situaciones comprometidas¬†que sacar√°n, en m√°s de una ocasi√≥n, de dificultades a nuestro protagonista.

No podemos olvidarnos de la figura de Giulano Medici, hermano de Lorenzo y¬†cuyo fin es¬†mostrar a su familia que¬†Da¬†Vinci lo √ļnico que persigue es¬†el conocimiento y no ayudar a los Medici.

El vestuario y paisaje est√° muy logrado, aunque a algunos las im√°genes y secuencias¬†de Florencia les recuerda a la segunda entrega del videojuego Assassin’s Creed debido a¬†que David S. Goyer tambi√©n trabaj√≥ en ese mundillo. Hubiera sido del agrado general que sus creadores fueran m√°s fieles a la realidad del gran Leonardo Da Vinci ya que √©l, en s√≠ mismo, es un personaje al que sacar mucho partido. Da Vinci’s Demons mejora a lo largo de cada cap√≠tulo, sin embargo,¬†su primera media hora en el episodio piloto se hace algo tediosa. Una serie a tener en cuenta si te gusta la tem√°tica renacentista, Juego de Tronos o los personajes que mezclan a partes iguales conocimientos, descaro y picard√≠a.

4 pensamientos en ““Da Vinci’s Demons”: Una realidad ficticia del gran Leonardo da Vinci

  1. A mi me gustó el primer episodio. Es cierto que la imagen que nos presentan de Da Vinci, es la de un joven genio, chulo y pendenciero, atormentado por una genialidad que le sale por a borbotones de la cabeza y que combate con opio. El vestuario esta muy conseguido pero la recreación digital a veces se nota demasiado. Veremos como sigue.

    • cierto, en la recreaci√≥n digital a veces se les ha ido un poco la mano. Esperemos que contin√ļe igual o incluso mejor en los pr√≥ximos episodios ya que la historia y Leonardo se lo merecen.

  2. Es una MIERDA, mala de guion sin referencias hist√≥ricas cre√≠bles, es una empanada mental de un guionista que lo √ļnico que sabe de historia del renacimiento lo aprendi√≥ de un tebeo, y en lo referente a Leonardo DaVinci, pod√≠a haber le√≠do por lo menos su biograf√≠a antes de ponerse con el guion. y lo de los guardia civiles es para mandar al colegio a a toda la caterva de ignorantes que han intervenido en la serie, por otra parte tampoco tiene ni la mas pajolera idea de geograf√≠a y confunde Venecia con Florencia. Dicho esto si tienes un poquito de cultura, te hartaras de reir con las in congruencias de esta serie tan mala

    • El propio director coment√≥ que era una “revisi√≥n de la historia”: Enti√©ndase esto como que coge las partes de lo que m√°s le gusta de la √©poca y el resto se lo inventa, lo quita o lo exagera. Un ejemplo es el vuelo del “p√°jaro mec√°nico” que enciende los fuegos artificiales.
      Yo estoy de acuerdo contigo en el aspecto de que deber√≠an contar y usar con m√°s informaci√≥n de algo sobre lo que van a hablar. Tenemos errores en grandes pel√≠culas o series donde los espa√Īoles vamos con sombreros mexicanos y cantamos rancheras, las fallas son en Sevilla o nuestra bebida t√≠pica es la zarzaparrilla. Quitando estos hechos, yo no veo la serie tan mala. Hay que darla una oportunidad, ver un par de cap√≠tulos m√°s donde empieza a mejorar y olvidarse de la parte inventada tanto de Leonardo como del renacimiento florentino.

Los comentarios est√°n cerrados.