“Suits”, el hábito hace al monje

suitsblogCalle 13 nos trae una serie sobre una afamada firma de abogados en la que los letrados van de dos en dos. Con gran personalidad, esta serie se aparta de las demás de su género gracias a la originalidad de su guión.

Mike Ross un brillante joven que no puede acceder a la universidad para hacer realidad su sueño de convertirse en abogado, debido a su bajo nivel económico, aprovecha su gran capacidad intelectual y su memoria fotográfica para estafar nada más y nada menos que a la poderosa Harvard, suplantando a estudiantes en sus exámenes a cambio de dinero.

Metido en un lío de drogas con un amigo, Mike casi se tropieza con Harvey Specter, socio principal de uno de los despachos de abogados más importante de Nueva York.

Después de una  accidentada entrevista, Mike consigue impresionar a Harvey con su conocimiento de las leyes y su memoria fotográfica y dar así, un cambio transcendental a su vida al convertirse en asociado de Pearson Harden y mano derecha de Harvey.

Debido a que en el bufete sólo contratan a estudiantes de Harvard, Mike y Harvey urden plan para conseguir que todo el mundo crea que Mike es un graduado de la prestigiosa universidad.

El idealismo de Mike y en ocasiones su inocencia están en permanente conflicto con el carismático Harvey Specter. Harvey es frío, ambicioso, en ocasiones pedante y chulesco. Está de vuelta de todo y es muy orgulloso. Mike saca a la luz ese pequeño corazón que Harvey oculta tan bien.

Estos dos personajes tan diferentes y en el fondo tan parecidos forman un tándem perfecto que te enamora episodio a episodio.

Hasta que llega Mike, la mano derecha de Harvey es su secretaria y gran amiga Donna. Una pelirroja con gran carácter y una lengua muy afilada. Es completamente fiel a Harvey del que parece estar medio enamorada. Este personaje nos muestra el poder que tiene la mejor secretaria de un bufete de abogados. Subida a unos vertiginosos tacones de aguja, con sus faldas lápiz y un lenguaje incisivo y en ocasiones malévolo, Donna parece ir siempre un paso por delante de los demás.

Otro de los grandes personajes de la serie es Louis Litt. Louis  vive a la sombra de Harvey y ambiciona su poder dentro de la empresa, sus casos, su secretaria, su asociado y sobre todo su relación con la “Jefa”, Jessica  Pearson. En el fondo, es el típico malo tosco y un poco fantoche al que acabas cogiendo cariño.

Jessica Pearson  no ha llegado a ser la jefa por ser un alma cándida. Es una mujer fuerte e inteligente. La única capaz de poner freno a Harvey. Por su carácter en muchas ocasiones me ha hecho dudar de su lealtad, pero lo cierto es que a lo largo de la serie demuestra que por encima de todo ella es amiga de sus amigos.

Por último, Rachel Zane, es en mi opinión el personaje más prescindible de la serie. Es una asistente legal con una gran capacidad para la documentación y la investigación, un poco resentida porque no es capaz de aprobar el examen de admisión de la escuela de leyes. Desde el primer episodio hay una gran tensión sexual entre ella y Mike.

En cada episodio se presenta uno o dos casos que tienen que resolver Harvey y Louis con ayuda de sus asociados mientras nos van presentando su historia. Vemos como el pasado persigue a Mike que lucha por sobrevivir en medio de tiburones, mientras su relación con Rachel avanza hacia una relación amorosa imposible. Harvey el abogado egocéntrico y aparentemente sin escrúpulos de los primeros episodios nos muestra poco a poco su lado más humano, sus valores y su mayor miedo, no ser el mejor.

También hay que destacar las tramas secundarias que aparecen en cada episodio y que nos acercan al día a día de un glamouroso bufete de abogados neoyorquino, con casos multimillonarios, enredos de cama y luchas de poder.

Como podéis ver, esta serie me encanta, tanto el guión como los personajes me parecen excelentes originales y divertidos. Una serie genial con un único punto flojo en mi opinión: Un abogado de mentirijillas moviéndose entre tiburones de La Quinta Avenida y nadie lo pilla… Eso es un “Rodríguez Menéndez”  a la americana.

Pese a esto, esta es una de mis series favoritas. Me encantó la primera temporada y la segunda me parece genial.

Por último en una serie que se titule “Trajes” no se puede dejar de hacer mencionar al maravilloso Tom Ford, que hace que con sus trajes tres piezas a medida, Harvey nos enamore cada vez que aparece en pantalla.