La Biblia según History Channel

history_channel_bible1Estamos en Semana Santa y parece que el tan afamado fenómeno de las series ha llegado hasta el libro, podría aventurarme a decir, más leído de la historia, La Biblia.

Mucho se ha hablado de esta serie documental, recordemos lo que es, para posteriormente poder criticar mejor o peor los resultados de lo visto.

Personalmente he de decir que ni fu ni fa, puesto que se queda a medio camino de un buen documental como los que suele hacer History Channel (cadena madre del producto) y de una ficción de aventuras, más aun cuando tenemos referentes del estilo de Juego de Tronos.

Aún así tiene factores que juegan muy a su favor como son una buena realización, escenas frescas y novedosas más allá de las mil veces vistas en películas sobre la vida y obra de Jesucristo, y se de lo que hablo pues he programado varios años películas de este corte en televisiones locales.

Batallas algo mejor coreografiadas, más acción y el resto de detalles que siempre hemos demandado, una historia de la Biblia más cercana a la posible realidad de lo que tal vez fue, que a la fábula clasicista que siempre vemos.

La serie de La Biblia ha llegado como una superproducción, firmada por Mark Burnett y Roma Donwey para History Channel, con un presupuesto total de  22 millones de dólares, casi 17 millones de euros. Y es eso lo que hace que también rechine bastante y haga que me siga acogiendo al ni fu ni fa, puesto que por momentos los efectos especiales, como cuando Moisés abre las aguas del Mar Rojo, se quedan en eso, en simple efectos de cartón piedra, y hace divagar la mente hasta ese momento en el que Charlton Heston hizo lo mismo, y piensas, así si, eso molaba más.

history_channel_bible2 Uno de sus grandes puntos a favor son la localizaciones, unos preciosos paisajes de Marruecos, lugar de procedencia del actor Mohamed Mehdi Ouazanni, quién interpreta a Satanás y cuyo parecido con Barack Obama, hizo que los propios productores tuvieran que salir a la palestra a desmentir que fuera algo premeditado, tras las numerosas críticas recibidas por los ultraconservadores encabezados por el presentador Glenn Beck.

Otro de esos puntos favorables de los que goza sanamente esta superproducción es el de la banda sonora, que viene firmada de la mano de uno de los grandes de la industria, Hans Zimmer, ganador del Oscar por El Rey León además de tener bandas sonoras de películas de la talla de El Caballero Oscuro, Origen, Gladiator o Mejor Imposible.

La narración se hace amena y ligera, más aún cuando se quiere contar una historia con tantos años de por medio. En ella se cuentan los episodios más emblemáticos desde el Génesis al Apocalipsis, con paradas en las historias más conocidas, como el sacrificio de Abraham, el Diluvio universal, el Éxodo, la historia de Sansón, David y Goliat o la vida de Jesús de Nazaret.

Ayer lunes 25 Antena 3 emitió una primera parte que unió el conglomerado de los 4 primeros episodios de este documental que abarca 10 capítulos, In the Beginning, Exodus, Homeland y Kingdom, lo que reportó a la cadena de Atresmedia 3,9 millones de espectadores, 23,6% de share. Lejos de los casi 14 millones de espectadores que tuvo en EEUU.

Mañana miércoles 27 presumiblemente emitirá los capítulos en los que veamos los comienzos de la historia de Jesucristo interpretado por el actor y modelo portugués Diogo Morgado así como a la propia productora Roma Donwey, católica confesa, quién interpreta a la Virgen María.

Habrá que ver si esta parte de la Biblia mejora respecto a los clásicos de Semana Santa, por lo pronto la balanza se decanta hacia los Cecil B.Demille y compañía.