“Crematorio”, la buena producción nacional

La producción nacional de series de calidad es posible. Si alguien piensa lo contrario, es que no ha visto “Crematorio”, la adaptación de la novela homónima de Rafael Chirbes que produjo Canal + el pasado año.

Esta serie nos presenta a un hombre ambicioso, capaz de hacer cualquier cosa por alcanzar su fin. Bajo este personaje hay un actorazo, un soberbio José Sancho, que siempre estará vinculado a Rubén Bertomeu. Junto a José Sancho destacan otros actores nacionales, que son capaces de hacer productos de calidad si el director sabe qué quiere de ellos. Para mi gusto destacan Alicia Borrachero interpretando a Alicia Bertomeu y Juana Acosta como Mónica, la “novia” de Rubén.

Entre todos ellos nos presentan un drama familiar y económico. Cómo la corrupción urbanística puede destrozar vidas y familias por la codicia y la falta de escrúpulos. Todo por un fin, el dinero. Aquí veremos algo común últimamente, políticos corruptos, empresarios sin escrúpulos, testaferros “inocentes”, mafiosos…

Dejando al margen a los actores y la trama, me quería centrar en la parte técnica y de formato, que es lo que más se añora de las series españolas. En Crematorio nos encontramos ante un producto más cinematográfico que televisivo, como en las series americanas (y británicas) y con una duración exacta de 52 minutos y un ritmo tremendo, sin tramas secundarias sin fundamento. Nos cuentan una historia y nos centramos en ella, sin “paja” que alargue el historia hasta la saciedad. Esto aunque parezca que no, hace que el público no se aburra en cada capítulo y tenga cada vez más ganas de ver el siguiente.

Siendo una serie que no ha ido buscando la audiencia, sino contentar a un público que quiere calidad (publico minoritario, por cierto) al final se va a estrenar en un canal en abierto, esta noche en La Sexta, y le auguro buen resultado. Si esto es así, espero que proliferen más estas producciones, el problema será de presupuestos, ya que cada capítulo de estos cuesta más que el de una serie al uso y tiene una duración menor, por lo que las televisiones en abierto no creo que estén muy ilusionadas… En todo caso, veremos qué pasa.

Un pensamiento en ““Crematorio”, la buena producción nacional

  1. Pingback: Crematorio, la buena producción nacional « @Ruben_Ortega

Los comentarios están cerrados.