“American Horror Story”

Mañana lunes 7 de noviembre se estrena en FOX España American Horror Story una de las revelaciones de esta temporada. Una producción de Fox para su canal de cable americano: FX. Después de 5 capítulos emitidos, ya tiene asegurada la renovación por una segunda temporada, así que tendremos “horror” para rato.

El argumento de American Horror Story es un poco desconcertante. Lo definen como un “thriller psicosexual”, y cuenta la historia de un matrimonio que, tras la infidelidad del marido, se muda junto a su hija a una casa que parece saberlo todo sobre sus miedos y juega con ellos. Literal. Incorpora elementos sobrenaturales, y explora además otras formas de terror en la sociedad actual como la paranoia, la sospecha, las conspiraciones y la infidelidad.

Tiene todas las características de este género, no innova, pero tampoco lo necesita. Si por algo destaca el primer capítulo (y los siguientes) es por el descontrol descontrolado. Nunca sabes que va a pasar después, pero cuando ves la siguiente escena, todo cuadra. Nada está dejado al azar, aunque en algunos momentos parezca todo lo contrario.

Utiliza un genero poco explotado en la televisión y una trama curiosa, ayudado por ese extraño montaje y lo “peculiares” que son todos los personajes. Esto en una temporada en la que las novedades están defraudando, por lo general, es una buena noticia. Eso se notó el primer día, ya que su estreno consiguió uno de los mejores datos históricos de audiencia para el canal FX, igualando a Nik/Tuck y superando el estreno de Sons of Anarchy.

Antes de terminar quiero compartir una última sorpresa. Como acostumbro últimamente, twiteé que había visto el primer capítulo. Unos minutos más tarde me contestó uno de los personajes repitiendo una de las frases más repetidas en el primer capítulo:

@ItsMeAdelaide@ruben_ortega You’re gonna regret it (enlace al tuit)

A esto añadir la espectacular acción de marketing que ha desarrollado FOX España. Publicaron un anuncio de alquiler de una casa en Madrid, una auténtica casa de los horrores, con cámaras ocultas para ver la reacción de los visitantes. (ver vídeos)