Presentación de “Chic-Cas” y la reivindicación del humor femenino en el Festival de Series

El último día de Festival de Series, con sólo un par de actividades organizadas por la tarde, comenzó con el visionado de dos bloques de series. Por un lado el  llamado “Las series patrullan la ciudad” con series como “Rizzoli & Isles” o “Exconvictos” y por otro lado, bajo el título “La series cantan” se pudieron ver los capítulos de “Glee” y “Treme”.

Pero la tarde estaba reservada al humor y por ello Paramount Comedy nos presentó su nueva apuesta, “Chic-Cas”, una serie creada en colaboración con el grupo teatral Yllana, quien tiene más de 20 años de experiencia en el mundo del teatro.

Previo al coloquio, el cual  reunió a las actrices protagonistas de “Chic-Cas”,  se proyectó el cuarto episodio de la serie que bajo el formato del sketch intenta, a veces con mayor o menor éxito, arrancar una sonrisa al espectador.

Tras el visionado dio comienzo la charla en la que participaron las actrices Marta Belenguer, Cecilia Solaguren y Paula Galimberti, acompañados de Fele Martinez (invitado en uno de los episodios de la serie y en sustitución la actriz Elena Lombao). El guionista Natxo López (7 vidas) se encargó de moderar un debate que las protagonistas de

“Chic-Cas” utilizaron para reivindicar el humor femenino, aunque la serie a pesar de estar protagonizada por chicas, no sólo está orientada al público femenino.
Inevitable, por el historial de las invitadas, fue hablar del mundo teatral en donde la comedia parece tratarse como un género menor y donde los papeles dramáticos parecen dar más caché a quien los interpreta, siendo estos los más reconocidos en detrimento de los papeles cómicos.

El coloquio ya en su ecuador comenzó a entrar en una espiral en la que únicamente se hablaba de la comedia masculina versus la comedia femenina, en la que los esteriotipos de la mujer, el machismo en los guiones (la mayoría de los guionistas son hombres) y los prejucios a la hora de confiar en el humor femenino, fueron algunos de los aspectos criticados por las actrices.

Tras una hora de coloquio, la contínua reivindicación de la comedia femenina, dejaron al debate falto de contenido, aunque la actitud simpática de las actrices salvó en parte el debate que concluyó con las preguntas por parte de varias personas del público.