“Pan Am”, una serie de altos vuelos que es mucho más de lo que parece

El próximo sábado, 29 de octubre, Canal+ 1 estrena en España “Pan Am” pero una semana antes, los asistentes al Festival de Series de Canal+ pudimos disfrutar de uno de los estrenos más esperados de la temporada. La expectación era máxima y el lleno fue total, quedándose la sala 3 de Cinesa Proyecciones pequeña ante la masiva asistencia de público. Y pese a los prejuicios iniciales por mi parte, la serie creada por Jack Orman me sorprendió gratamente, no ya por la ambientación y la dirección artística, sino por la frescura que desprendían sus tramas y su reparto.

Creada por Jack Orman (“Urgencias”), “Pan Am” ofrece una mirada única al pasado de una de las más famosas aerolineas de la historia estadounidense, profundizando en cómo era el mundo entonces a bordo de los más caros y lujosos aviones de la época. Pasión, celos y espionaje… Ellos lo hacen todo y lo hacen a 30.000 pies de altura. El estilo de la década de los años 60, la energía y la emoción de los años dorados de la aviación y un drama lleno de atractivos enredos se entremezclan en esta emocionante y original serie.

Bienvenidos a la Jet Age. Es 1963. La Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea ya son historia. Una nueva clase de guerra, la Guerra Fría, está latente. El mundo está abierto a punto de iniciar una revolución cultural y en todas partes, el cambio está en el aire. En este mundo moderno, los viajes en avión representan el máximo lujo y Pan Am es el principal nombre en este negocio. Los aviones son elegantes y glamurosos, los pilotos son como estrellas de rock y las azafatas son las mujeres más deseadas del mundo.

Todos ellos no sólo son jóvenes y guapos, sino que para representar a Pan Am tienen que ser educados, cultos y refinados. Están entrenados para manejar todo tipo de emergencias en el aire, sin arrugar sus impecables uniformes ni estropear sus estilizados peinados. Estas mujeres prefeministas forman una poderosa hermandad mientras aprovechan la exclusiva oportunidad de viajar fuera del país, algo que muchas mujeres de su edad tan sólo pueden soñar con hacerlo, disfrutando de una las escasas salidas laborales que les ofrecen poder y respeto.

“Pan Am” no es “Mad Men”, ni pretende serlo. Es una serie sobre mujeres que intentan salirse de lo establecido en una sociedad que empieza a liberar la mente pero que aún se encuentra anclada en el pasado de la discriminación. Con una sorprendente Christina Ricci en el reparto, a la que al principio no terminas de ver en un papel de azafata, la trama de la serie nos muestra como es la sociedad de principios de los sesenta. Con sus prejuicios y discriminaciones pero que también nos muestra un mundo más ideal de evolución tecnológica, de cambio y progreso de la sociedad. Sin olvidar que también vemos un lado más oscuro, estamos en pleno apogeo de la Guerra Fría, una magnífica excusa para convertir a nuestras azafatas en improvisadas espías.

Aunque la serie se estrenó con muy buenos resultados de audiencia, logrando 11,06 millones de espectadores y superando a “Mujeres Desesperadas” entre los adultos de 18 a 49 años, semana a semana, “Pan Am” ha ido perdiendo seguimiento. Lamentablemente, en la actualidad está al borde de la cancelación, después de que en su último episodio haya logrado tan sólo una audiencia de 5,84 millones de espectadores.

La serie, cuyo episodio piloto costó la friolera de 10 millones de dólares, tan sólo ha emitido cinco de los trece episodios encargados inicialmente. Por el momento aún no ha sido renovada para una temporada completa, aunque si sigue marcando esos datos, difícilmente podrá continuar hasta el final de la temporada. Una verdadera lástima, ya que “Pan Am” a pesar de las apariencias, es un producto fresco y de gran calidad, que es mucho más que una promoción de la famosa línea área.