Los cuentos infantiles se hacen realidad en “Érase una vez”

Seguimos con el repaso a lo acontecido durante la celebración del Festival de Series de Canal+ y en este artículo daré cuenta de la serie “Erase una vez”, uno de los grandes alicientes de la edición de este año. La serie, creada por Edward Kitsis y Adam Horowitz, dos de los responsables de “Perdidos”, era uno de los reclamos de esta tercera edición del Festival de Series. Era la oportunidad de ver en primicia una serie antes que en Estados Unidos (se estrenó ayer domingo 23) y la sala 3 de Cinesa Proyecciones se encontraba abarrotada de público dispuesto a disfrutar de esta reinterpretación de los cuentos infantiles populares. Y la serie, que en España emitirá Sony TV, no defraudó.

“Érase una vez” traslada a la pequeña pantalla algunas de las historias más populares de los clásicos cuentos de hadas, pero a diferencia de “Grimm” (próximo estreno de NBC que Syfy emitirá en España a partir de enero), que ha optado por un enfoque procedimental usando como excusa estos personajes, la ficción de la cadena ABC es más bien una serie de aventuras, una recreación de un mundo fantástico en el que los cuentos de hadas y la sociedad moderna están a punto de colisionar.

En Storybrooke, la magia ya no existe y los clásicos personajes de fantasía están atrapados bajo una maldición, obligados a vivir en el mundo moderno sin recuerdos de sus anteriores vidas. Todos pensábamos que vivían felices y comían perdices… o eso nos habían hecho creer. Ahora, tan sólo una joven, Emma Swan (Jennifer Morrison, “House”), que al parecer es la hija secreta de dos de ellos, puede romper el hechizo de la Reina Malvada y liberarlos a todos.

Esta es la premisa de la serie, y la forma de contarlo sorprendió gratamente al público presente en el Festival. Todos sabemos cómo termina el cuento de “Blancanieves y los siete enanitos”, o al menos creemos saberlo. “Erase una vez” nos cuenta que sucede después de que el Príncipe Encantador bese a Blancanieves y está vuelva a la vida. Se acabó el “Felices para siempre” y la venganza de la Reina Malvada no se hace esperar. Que mejor venganza que enviar a todos los habitantes de los cuentos infantiles a un mundo donde no hay finales felices, un lugar donde hay sufrimiento y pesar. No, no estoy hablando del infierno sino de nuestra realidad.

Es ahí donde conocemos al personaje de Emma, al que da vida Jennifer Morrison. Una mujer fuerte por fuera y quebradiza por dentro, que se dedica a encontrar personas con deudas y que vive atormentada por el abandono de sus padres al nacer. Sin embargo, su solitaria y organizada vida se ve trastocada por el pequeño Henry, el niño que ella misma entregó en adopción hace 10 años. Aunque reacia a creer la historia sobre brujas y maldiciones que Henry le cuenta, Emma si ve en este reencuentro una oportunidad de enmendar sus errores del pasado. Y así se inicia la batalla entre el bien y el mal en “Erase una vez”, con dos madres enfrentadas por el amor de un hijo.

En mi opinión “Erase una vez” puede ser una de las grandes sorpresas de la temporada televisiva. Su forma de contar en paralelo lo que va sucediendo tanto en el mundo de los cuentos como en nuestra realidad se presenta de forma magistral. El mundo idealizado de nuestros cuentos infantiles frente a nuestra realidad. Además el reparto es más que acertado, destacando Robert Carlyle que interpreta al temido Rumpelstiltskin. “Erase una vez” es una de las propuestas mas originales de la temporada televisiva, aunque me deja con la duda de ver como serán capaces de contar esa lucha entre el bien y el mal en una serie. El comienzo ha sido inmejorable ojala que la continuación sea igual de buena o mejor.

La serie, en cuyo reparto se encuentran conocidos actores televisivos como Lana Parrilla (“Miami Medical”), Ginnifer Goodwin (“Big Love”) o Robert Carlyle (“Stargate Universe”), ha sido una de las últimas series en estrenarse en Estados Unidos, concretamente ayer domingo 23. Con lo que como he señalado al principio, fue uno de los alicientes del Festival de Series, que estrenaba en primicia, una serie que aún no se había estrenado en Estados Unidos.

“Erase una vez” ha venido precedida de buenas críticas de los especialistas, pero no lo tendrá fácil. Se emitirá todos los domingos a las 8.00 p.m., en un día de la semana que, en esta temporada, la cadena ABC no logra buenos resultados, con “Mujeres Desesperadas” bajo mínimos y “Pan Am”, recién estrenada, que no acaba de arrancar. Aún es pronto para saber los resultados de audiencia de ayer, pero las críticas que llegan del otro lado de Atlántico son positivas