“Imborrable”, un nuevo procedimental que se presentó en el Festival de Series

El viernes 21 se presentaba en el Festival de Series “Imborrable”, nueva serie que AXN estrenará en España el próximo 7 de noviembre. La presentación del visionado, como en todos los que se llevaron a cabo durante el Festival le correspondió a Antonio Muñoz de Mesa, aunque la asistencia fue bastante más baja que en los esperados pases de “Erase una vez” y “Pan Am”.

“Imborrable” narra la historia de Carrie Wells (Poppy Montgomery, “Sin Rastro”), una enigmática ex-detective de policía que sufre una extraña enfermedad que le provoca que su memoria sea tan flágil que cada lugar, cada conversación, cada momento de alegría y cada corazón roto se incruste para siempre en su mente.

No es que no olvide nada, es que no puede hacerlo aunque quiera, con una única excepción: los detalles que ayudarían a resolver el macabro asesinato de su hermana años atrás. Carrie ha intentado dejar su pasado atrás, pero inesperadamente volverá a reunirse con su ex-novio y compañero (Dylan Walsh, “Nip/Tuck”), cuando éste le pida ayuda en un caso de homicidio. Entrar en contacto de nuevo con su antiguo trabajo, le hará volver a vivir sensaciones que creía olvidadas.

“Imborrable” es en definitiva, un nuevo procedimental que se une a la larga lista de series de este subgénero que nos invade en los últimos años. ¿Qué sentirías si pudieras recordarlo todo pero tu madre ni siquiera te reconoce porque sufre alzhéimer?  El personaje al que da vida con bastante credibilidad Poppy Montgomery, sufre esta contradicción en su vida. El ser una de las pocas personas que sufren “hipermnesia”, rara enfermedad que le permite recordar todo lo que ha visto, oído y vivido, pero no ser recordada por su propia madre. El único recuerdo al que no puede acceder y que será la subtrama serializada que se salga fuera del caso de la semana en la serie, es la muerte de su hermana cuando ambas eran pequeñas.

“Imborrable” tenía la difícil tarea de hacer olvidar a “The Good Wife” en la noche de los martes, tras el traslado de esta última a los domingos. Y aunque empezó ciertamente titubeante, ha logrado estabilizarse y liderar su franja de emisión. Su primer episodio fue visto por 14,08 millones de espectadores, aunque tras los cuatro capítulos emitidos se ha estabilizado por encima de los 11 millones de espectadores por semana. Aún no ha renovado por una temporada completa, aunque se espera que lo consiga muy pronto.