“Homeland” y la sospecha de la traición

Una analista de la CIA que sigue la pista de un chivatazo: “un prisionero americano se ha convertido al Islam”. Unos años después, el ejercito americano libera a un soldado al que se había dado por muerto. Vuelve a Estados Unidos como héroe pero ¿en realidad lo es?

Ese es el punto de partida de “Homeland“, la que se ha denominado como la mejor serie de estreno de esta temporada en USA, no solo por su audiencia, sino por su calidad. Recupera esa tensión “terrorista” que nos dejó “24″, pero no en forma de atentado, sino de amenaza, que es aún más agobiante. Se nos presenta un drama familiar, con un pasado para olvidar, movimientos e intereses políticos, espías y unas reglas que algunos no dudan en saltarse, en busca de la pista que salve el caso.

Con unos personajes bien construidos, unos actores solventes, donde cabe destacar a los dos protagonistas Claire Danes (Carrie Mathison) y Damian Lewis (Nicholas Brody). También me ha