Entrevista exclusiva de beIN SPORTS a Quique Sánchez Flores

beinquique

Transcripción de la entrevista exclusiva del programa beINSide al técnico del Watford, Quique Sánchez Flores, emitida en beIN SPORTS.

El entrenador madrileño abrió la puertas de su casa a beINSide para explicar algunos aspectos de su vida y de su persona desconocidos hasta ahora, su relación con Guardiola o las principales diferencias entre el fútbol español y la Premier League

Rodrigo: Preparáis cada entrenamiento casi como si fuera un partido…

Quique: “Tiene que ser así, tiene que tener un sentido. Mucho de lo que hacemos, el 70 – 80% va dedicado a nuestro equipo, más allá de las posibles herramientas que podremos utilizar en el partido. Luego hay un 20% 30% que sí que utilizamos en tareas del partido que nos vamos a encontrar: donde queremos al equipo, la defensa que queremos hacer…”

Rodrigo: “El rol del entrenador ha cambiado mucho porque, cuando empezabas a entrenar, ¿te hubieras imaginado tener todo esto a tu disposición?”

Quique: “Sabía que no iba a ser una profesión fácil y que cuando te sientas en un banquillo con cierta serenidad tienes que tener muchas cosas bajo control. El fútbol es aleatorio, azaroso, da muchas vueltas y es difícil controlar todo. Metodológicamente tienes que tener controlado todo. Siempre quieres más si te gusta, y a partir de ahí si quieres más información o no, si quieres desarrollar programas más actualizados o no… Al jugador hay que explicarle las cosas cada vez más sencillas. Esa es la idea”.

Rodrigo: El fútbol son sensaciones… No sé hasta qué punto todos los datos y estadísticas os facilitan el trabajo…

Quique: “Es una sensibilidad diferente. Somos más del día a día, del campo, de la sensación del equipo en cada partido, pero sí que es cierto que los números y datos tanto físicos como tácticos están ahí por algo también, y a veces es como una medida constante que tienes. Nosotros nos apoyamos en eso, hemos desarrollado programas que tenemos ahí en la pared de eficiencias y, echando la vista atrás, sabemos si estamos progresando o perdiendo determinadas situaciones que nos importan. Por ejemplo, si tenemos una posesión eficiente y si genera ocasiones de gol, tiros a puerta… Nos interesa saber si cuando tenemos la pelota somos más o menos dominadores del resultado final. Contextualizando todo es muy interesante pero siempre muy por detrás de la sensibilidad”.

Rodrigo: Quique, ¿el futbol inglés es igual que desde fuera o desde dentro es distinto?

Quique: “Es igual, si lo ves apasionante es igual. El tipo de emoción que transmite el partido, la ida y vuelta, el constante contacto feroz, eso que percibimos desde fuera es lo que vivimos desde dentro”.

Rodrigo: Da igual la categoría, que todos los estadios están llenos sea la división que sea… Como entrenador, ¿eso motiva?

Quique: “Sí, ir a los campos y ver el ambiente y la expectación, que es parte de la cultura del país, que es un acontecimiento como lugar de reunión… Es más que un deporte, que es lo que realmente es el fútbol”.

Rodrigo: ¿Qué es lo que más te sorprendió desde que estás aquí?

Quique: “La energía que se emplea en los partidos. Conocía de eliminatorias en Europa a los equipos ingleses en semifinales de Europa League contra el Liverpool con el Atleti, o unos cuartos de final de Champions entre Valencia y Chelsea, pero no había notado esa fricción con equipos ingleses. Debe ser algo que sólo se vive en este tipo de situaciones… El nivel de contacto, de energía y de fricción del juego, así como la contribución de los árbitros en no cortar el juego me parece diferente”.

Rodrigo: Es que ves un partido en España con 15, 20, 25 faltas… Y aquí esto no ocurre. Eso favorece mucho al ritmo y a la emoción

Quique: “Eso lo comentamos mucho, con mucho respeto a los árbitros españoles que son muy buenos o a los de aquí, que también, pero parte de la cultura y de entender el juego de un lado y de otro y pasa eso: aquí son 14, 12 faltas, en España son 28, 30 faltas es una barbaridad, el juego parece que se interrumpe cada poco. Es otra forma de percibirlo”.

Rodrigo: Hablando de tradiciones, aquí los entrenadores tenéis un aparte al final de cada partido en el que charláis, comentáis delante de un té…

Quique: “En España lo hice con Pep Guardiola. Cuando íbamos al Camp Nou te invitaba y hablábamos de fútbol y nos entendíamos muy bien, pero no es habitual en España u otros países. Aquí sí, tenemos un meeting room para compartir normalidad e intercambiar opiniones. Aquí no se debate del estado de humor después de ganar, perder o empatar. Vas y contribuyes a que las relaciones entre entrenadores sean buenas y que sean diálogos positivos para sacar algo también positivo”.

Rodrigo: Pep en un lado, Quique en el otro… Atlético de Madrid, Barcelona… ¿De qué hablabais?

Quique: “Pues hablábamos, hablábamos de los valores… Recuerdo que me dijo, tras perder 3-0 con ellos, me pregunta con qué me quedo… Y le respondí que con una carrera de Messi a la salida de un córner brutal que le disputaba a Agüero.. Y me dijo que eso era lo que le iban a enseñar a los niños de la escuela pasado mañana… No me extraña porque ellos tienen los valores bien organizados y enseñar acciones de Messi marcando goles es normal, pero también los valores del esfuerzo, del sacrificio colectivo y esas cosas es muy interesante por contar alguna anécdota de aquel encuentro”

quiquebein2

Rodrigo: ¿Le ves capacitado para llevar el próximo año al City? Lo digo porque hay una mezcla de entrenadores que habéis venido de fuera que mejora mucho el producto

Quique: “Hay una apertura general del fútbol mundial, pero aquí se nota porque era un fútbol más cerrado. Hay muchos entrenadores extranjeros, diferentes estilos… Vale todo. Y la contribución de técnicos que entienden el fútbol de otra manera, más en el caso de Pep que es tan radical en su apuesta ofensiva es un premio para la Premier porque es una forma de expandir la marca”.

Rodrigo: Cuando llegaste, ¿te costó adaptarte en la vida fuera del campo?

Quique: “Sinceramente no. Llevo ya varios años fuera de España y esto no deja de ser Europa, lo tengo muy reciente todo. Es una cultura diferente a la que he intentado adaptarme aprendiendo su idioma a pesar de la dificultad en el principio intentando que ellos entiendan que quiero ser uno más”.

Rodrigo: En ese plano más privado, sabemos que te pasas mucho tiempo en el despacho, en la ciudad deportiva, pero cuando llegas a casa, qué es lo que te llena para desconectar.

Quique: “Me gusta escuchar música”.

Rodrigo: ¿Cuál?

Quique: “De todo: funky, pop europeo, flamenco, pop español, todo tipo de música… Me relajo con películas mucho también”.

Rodrigo: ¿Qué directores son tus favoritos?

Quique: “Tarantino, Woody Allen, Ridley Scott… Me voy a dejar a muchos…”

Rodrigo: A mi Tarantino me gusta porque cuando llego a casa mosqueado me imagino a quienes…

Quique: “Sí, jaja, los hermanos Coen también, me gusta mucho ese estilo. Luego hay muchos nuevos que hacen cosas interesantes, cine independiente… Hay muchos actores también muy buenos, muy buen cine en general”.

Rodrigo: Está bien saber esto porque hay mucha gente que cree que sólo jugáis a fútbol y desconocen estas cosas…

Quique: “¿Sabes qué pasa? Hay veces que hay que parar. Cuando empecé hace 12 años pensé que esto era trabajo, trabajo y trabajo. Luego me di cuenta que el trabajo está muy bien, pero que hay otros valores que tienes que encontrarlos en tu propia vida o familia y que necesitaba equilibrarlos para poder rendir en mi trabajo. Y luego he llegado a la conclusión que, para trabajar, la mente tiene que estar totalmente despejada. Antes de pensar mal, prefiero no pensar. Tengo que descansar y si los detalles los acabo al final del día o mañana, da igual, pero hay que hacerlo de forma clara. No creo que el hecho de estar más horas es síntoma de ser mejor entrenador”

Rodrigo: Y a nivel de psicología… ¿Trabaja más la mente como entrenador o como cuando eras jugador?

Quique: “No hay color. Como entrenador trabaja mucho más que como entrenador. Como jugador eres un alma libre que va salvaje a entrenar, se vuelve salvaje a casa y va salvaje a jugar. Y más en mis tiempos, que había la mitad de la mitad de la táctica que hay ahora. Como entrenador tienes que atar e hilar y hacer más cosas pensando cada vez más en que al jugador con menos cosas le llegue más para tener la capacidad de tener feedback”.

Rodrigo: ¿Te vino bien que tu padre fuera jugador de fútbol? ¿Te ayudó?

Quique: “Crecí en ese ambiente, con 4-5 años me acuerdo de estar en la Nova Creu Alta al campo del Sabadell a ver a mi padre jugar mientras mi hermano y yo pegábamos patadas a vasos de papel. Quieras o no, interiorizabas algo de cara al futuro. Mi padre, que falleció hace dos años y al que hecho muchísimo de menos, siempre era muy escéptico en el sentido de “bueno, si les gusta bien, no les voy a decir que son buenos aunque les den trofeos…”.

Rodrigo: Un poco de distancia, ¿no?

Quique: “Sí, eso es, fueron llegando las cosas solas. El entorno es fundamental para poder interiorizarlo”.

Rodrigo: En ese entorno en el que creciste, con Lola, tu tía, lo que ella era para el flamenco, aquellas reuniones familiares tenían que ser…

Quique: “Eso impactó mucho aquí porque en España todo el mundo conoce a mi madre, mis primas, mi tía… Todo el mundo me decía que venía de una familia muy famosa y yo les digo que es todo muy normal. Lo que viví en mi familia ha sido genial. Toreros, cantantes, pintores, hemos conocido de lo mejor en su mejor etapa. Cuando lo ves de cerca decía que era alucinante”.

Rodrigo: Claro, tú estás acostumbrado porque lo veías en casa, pero Lola en casa tenía que ser un terremoto.

Quique: “No he conocido a ninguna persona tan auténtica y generosa como mi tía. Abría la puerta a cualquier persona y su casa era la de todos. Estamos muy agradecidos en mi familia que nos hubiéramos dado tantos momentos buenos”.

Rodrigo: ¿Hasta cuándo Quique en Watford?

Quique: “Siempre estamos con la idea de estar donde estemos felices. Ahora todo acompaña y parece que la felicidad puede durar. Nos sentimos arropados, las familias se han adaptado, nos entendemos muy bien con los dueños y los directores deportivos… Mientras sea feliz, mis valores son esos, la felicidad es prioritaria y me acompaña. Como me acompaña intentaremos que se alargue”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>