“El ciudadano ilustre”: no ser profeta en su tierra

el_ciudadano_ilustre_1-h_2016

Imaginemos un escritor consagrado al que le dan  el Nobel de literatura. El hombre anda ya mosca porque su inspiración no pasa por su mejor momento y considera el premio como el colofón de su carrera: su retiro.

Sigue leyendo