“Obediencia”: el arte de convivir

obey1

Jamie Jones está profundiza en las divisiones sociales en el Reino Unido. Para ello parte de las revueltas que se dieron en el año 2011 en Londres y que continuaron posteriormente en otras ciudades del país. El director inglés elige un inmigrante africano con un entorno familiar asfixiante, para tratar de introducirnos en aquellos incidentes que ocurrieron en el humilde barrio de Hackney.

Sigue leyendo

“Viaje a Italia”: buon mangiare e buona compagnia

Steve Coogan and Rob†Brydon in†Camogli, ItalyNo diré nada nuevo al afirmar que el humor es una de las materias más complicadas con las que trabajar. La comedia es un género cuyo dominio está al alcance de muy pocos y requiere, por parte del espectador, un estado de ánimo apropiado, y por parte del director una gran dosis de empatía y de experiencia humana que le permita conectar con dicho público. Sigue leyendo

“Black Angel”, el arte del cine erótico

blackangelCuando hablamos de arte y lo trasladamos al cine, evidentemente, hablamos de películas en dónde se integran a la perfección argumento, personajes y estética. Luz y acción. Color y silencio. Y es que al cine se lo llamó séptimo arte no sin motivo aunque, lamentablemente, lo de arte lo fue perdiendo por el camino para convertirse única y exclusivamente en industria. Pero, como decía, cuando hablamos de arte y lo trasladamos al cine, en gran medida tenemos que hablar de cine europeo. Y cuando hablamos de erotismo y seducción artística en el cine, sin más, hablamos del cine francés o el italiano. Y uno de sus directores más destacados y definitorios es Tinto Brass.

Sigue leyendo

“La Camarera Lynn”: erotismo psicótico

lacamareralynnMuy pocas veces una tiene la ocasión de encontrarse con el estreno de una película alemana. Normalmente, llegamos a estas cintas a través de blogs y críticas de aquí y de allá. Pero en esta ocasión nos pusieron en bandeja el visionado de La Camarera Lynn, que se estrenó el pasado viernes 25 de septiembre. La han denominado la respuesta alemana a Cincuenta Sombras de Grey. Para mi gusto no tiene ni punto de comparación, ni siquiera el estilo ni el argumento. Como respuesta a una cinematografía erótica burda, como es Cincuenta Sombras, puede ser, pero no necesita ese apelativo para ser vista. Es simple: La camarera Lynn es cine.

Sigue leyendo