“Baby Driver”; acción coreografiada con musicote

Baby DriverLa nueva película del británico Edgar Wright (Spaced, Zombies Party, Bienvenidos al fin del mundo) fue un fuerte reclamo para la crítica, al menos en Barcelona, puesto que la sala se llenó bastante más de lo habitual. Así que, de entrada, las expectativas sobre Baby Driver aumentaron significativamente al sentarme en la butaca. Y durante casi media película cumple ese afán. La cinta arranca de manera apoteósica con el atraco a un banco y la posterior persecución frenética de coches a ritmo de temazo totalmente coreografiado, como si de un videoclip se tratase. Con este triunfal arranque el director determina cuál es la tónica del film: acción, emoción, coches a todo gas, violencia y musicote sin parar.

Sigue leyendo

“Comanchería”: la elocuencia del desesperado

comencheria1

“Tres veces en Irak, y ¿Quién nos rescata a nosotros?”(1) Una pintada en el muro de una fea y polvorienta población del sur de Texas; un violín quejumbroso que desgrana una melodía de dolor y derrota; Un coche azul que, como un viejo coyote, busca una presa aislada e indefensa.

Sigue leyendo