“Érase una vez…”: a medio camino entre los sueños y la realidad

eraseunavezcriticaA pesar de los pesares, y parezca lo contrario, sigue habiendo estrenos en cines, aunque algunos no podamos salir de nuestra localidad (donde no hay ninguna sala de cine) por aquello de los cierres perimetrales. Sin embargo, y gracias al maravilloso mundo de los visionados online, y a pesar de mis horarios intempestivos, he podido ver “Érase una vez…”, la nueva película de Brenda Chapman (ganadora del Oscar a mejor film de animación por “Brave”), que llegó por fin a los cines el pasado 27 de noviembre, después de varios retrasos. Una cinta que juega con la premisa de un origen real de Alicia y Peter Pan, los míticos personajes creados por Lewis Carroll y J.M. Barrie.

eraseunavezcritica4En “Érase una vez…”, antes de que Alicia fuera al País de las Maravillas y que Peter se convirtiera en Pan, los dos personajes eran hermanos. Cuando su hermano mayor sufre un terrible accidente, Peter y Alicia tendrán que elegir entre quedarse en casa y su propia imaginación, lo que creará el escenario de sus legendarios viajes al País de las Maravillas y a Nunca Jamás. Brenda Chapman, directora experta en el cine familiar con películas como “El Príncipe de Egipto” o  “Brave “(Pixar), vuelve ocho años después para ponerse detrás de las cámaras en esta historia que mezcla fantasía y realidad. Un film que cuenta con un espectacular reparto encabezado por Angelina Jolie, y a la que acompañan David Oyelowo (Selma), Michael Caine (La huella), Clarke Peters (The Wire), Gugu Mbatha Raw (Belle) y los jóvenes Keira Chansa y Jordan Nash en los papeles de Alicia y Peter respectivamente.

eraseunavezcritica2“Érase una vez…” plantea de inicio una idea muy interesante sobre dos de los personajes más fascinantes y queridos de la literatura universal. La película lanza al aire la siguiente pregunta: ¿Y si la Alicia de Lewis Carroll y el Peter de J.M. Barrie fueran hermanos? Sin duda, los primeros minutos de esta cinta que mezcla fantasía y realidad, nos meten de lleno en una historia llena de fuerza e imaginación. Haciéndonos participes a los espectadores de las aventuras de tres hermanos, cuyos juegos y expresiones nos resultarán familiares. Tardes de té con conejos apresurados y sombreros locos, duelos con espada, barcos piratas y niños perdidos, se presentan ante nosotros entre juegos infantiles e imaginación desmesurada. Elementos todos que aparecen (y desaparecen) de escena, dejándonos mensajes nada subliminales de lo que se pretende contar. Una historia que busca la mirada cómplice del espectador que, en mayor o menor medida, conoce a los míticos personajes protagonistas, y las mil y una aventuras en las que se vieron involucrados.

eraseunavezcritica6Es en el arranque de “Érase una vez…” donde mejor funciona esta especie de crossover literario-cinematográfico, que apela a nuestro lado más sentimental para desarrollar una historia que va perdiendo fuerza conforme pasan los minutos. El principal problema de la película de Brenda Chapman es que realiza una presentación que nos atiborra de información, llenando cada secuencia de momentos que mezclan realidad e imaginación infantil, para luego apostar por forzar el drama que afecta a la familia protagonista. ¿Es eso malo en sí? Puede que no, pero la película comienza a flaquear cuando no es capaz de encontrar el tono narrativo adecuado, sin terminar de decidirse entre ser una película familiar o un film más adulto y complejo. Esta indefinición nos deja con la sensación de que no se ha tenido muy clara la dirección a seguir con la historia, mezclando momentos dramáticos (algo forzados) con otros más tiernos e infantiles. Unos y otros no terminan de hacernos partícipes de la historia que va perdiendo ritmo conforme avanzan los minutos, llegando hasta tal punto, que en determinado momento se acaba por perder el interés en lo que está sucediendo.

eraseunavezcritica5Su falta de ritmo y su indefinición terminan lastrando una historia que nos presenta a unos personajes que no terminan de encontrar su sitio, y que acaban finalmente perdidos. En este sentido, es palpable la “ausencia” de Angelina Jolie (gran reclamo de la película), cuyo personaje empieza siendo una especie de faro para quienes la rodean, pero que conforme avanza la acción acaba casi en un estado vegetativo, sin transmitir nada y quedando en segundo plano del que apenas es capaz de salir. Su personaje acaba en un bucle reiterativo de drama y angustia, sin aportar nada a una historia ya de por sí deslavazada. Junto a ella, David Oyelowo muestra algún momento de lucidez, pero acaba también sucumbiendo a la indefinición que marca el devenir de la película, sin que nos importe el destino final de su personaje. Los niños protagonistas si parecen encontrar su sitio en la película, destacando curiosamente Reece Yates, que da vida al hermano mayor de Peter y Alicia, y que en gran medida influye en el destino de sus hermanos.

eraseunavezcritica3En definitiva, es una lástima que una película como esta con una idea tan interesante, que cuenta además con un excelente diseño de producción, una música preciosa y una fotografía fantástica, acabe siendo una decepción. “Érase una vez…” no es la película que al menos yo esperaba, y como siempre digo, esta es una opinión (la mía) que es una de muchas. A veces, ponemos mucha ilusión en algo, y el resultado no acaba siendo el esperado. Es lo que ocurre con “Érase una vez…” que plantea un relato original (algo que si consigue al comienzo), pero que conforme avanza se ve arrastrada hacia el drama más convencional, sin terminar de apostar por ahondar en ese universo compartido por Alicia y Peter. La cruda realidad se impone a los sueños, dando como resultado una película fácilmente olvidable, que ha perdido la oportunidad de arriesgar para llegar a Nunca Jamás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>