“El guardián de acero”: espadas, honor y sangre

elguardiandeaceroArtes marciales, luchas de espada a muerte, intrigas políticas y mucha sangre, son los ingredientes de “El guardián de acero”, una espectacular cinta coreana que el pasado 16 de noviembre llegaba a Movistar+. Una película que hará las delicias de los amantes del género, gracias a su excelente ritmo narrativo, sus espectaculares secuencias de lucha y a una historia que es capaz con cuatro pinceladas de meternos de lleno en la acción y trasladarnos a un momento clave de la historia de Corea. Como diría aquel “mandanga de la buena”.

elguardiandeacero2“El guardián de acero” comienza mostrándonos la revuelta que tiene lugar en la segunda década del siglo XVII, y que propiciada por una facción del este y apoyada por su propio ejército acaba con el derrocamiento del rey Gwanghae de la dinastía de Joseon. Frente a su palacio, sólo uno de sus guardias personales permanece en pie y, espada en mano, se enfrenta al general que ha apoyado el golpe. Con el enfrentamiento en pleno éxtasis, la acción avanza años después en el tiempo, en un momento en el que el Imperio chino controla Corea. El mando de la dinastía de Joseon está en manos de un títere de la nobleza, encontrándose el país atrapado entre el conflicto de las dinastías Qing y Ming. Vemos además como la población en general sufre los desmanes de los traficantes de esclavos que lidera Kurutai (Joe Taslim), el sobrino del emperador Qin. Sin embargo, ajeno a esta oscura realidad que acucia al país encontramos a Tae-yul (JangHyuk), el fiel soldado de la guardia real que vimos luchar al principio, que, aquejado de una pérdida progresiva de visión, vive en las montañas con su hija Tae-ok, una joven animosa y alegre con ganas de ver mundo.

elguardiandeacero3Escrita y dirigida por el debutante Jae Hoon-Choi, “El guardián de acero” nos presenta una historia en la que el trasfondo político y las intrigas palaciegas, solo sirven para ponernos en situación, pero en ningún caso para llevar el peso de la historia. Mas bien, todo lo contrario, ya que tras la presentación de los hechos que suceden en el reino de Joseon, la narración fluye a través de la lucha y los enfrentamientos con espadas de los protagonistas. Con unas coreografías muy cuidadas y una música que acompaña a la acción, “El guardián de acero” nos muestra una sucesión de espectaculares combates en los que las espadas son las protagonistas. Es su constante y acelerado ritmo narrativo, la mayor virtud de “El guardián de acero”, sin detenerse en los detalles, utilizando acertadamente a lo largo de la película, el uso de flashbacks para conocer el pasado de Tae-yul, su relación con el rey y con el que fuera su maestro, y más tarde líder de la rebelión Seung-Ho (Jeong Man-Sik). Apenas hay momentos para la contemplación y los diálogos son mínimos, siempre apoyando la narración, nunca ralentizando la misma.

elguardiandeacero4Con un diseño producción excelente, que nos traslada a esa época tan convulsa en lo que con el tiempo se terminaría convirtiendo en Corea, “El guardián de acero” es entretenimiento puro y duro con unas coreografías de luchas al servicio del espectáculo. Su puesta en escena mezcla tradición y modernidad, con un protagonista que inevitablemente nos recordará a Zatoichi, el famoso samurai ciego de la cultura popular japonesa que en 2003 Takeshi Kitano recuperó con gran éxito. Tae-yul (JangHyuk) es un hombre que ha dejado atrás la violencia, al que poco importa su salud, y al que solo le preocupa el bienestar de su hija. Sin embargo, todo cambiará cuando está en un afán por encontrar una cura para su padre, se vea envuelta en las luchas de poder que asolan el país y acabe en poder del esclavista Kurutai (Joe Taslim). Su captura desatará el infierno y nuestro goce como espectadores, siendo testigos de cómo Tae-yu iniciará un camino de destrucción y de sangre, con el único objetivo de encontrar a su hija. Tanto en luchas individuales como contra decenas de enemigos, la cámara seguirá los combates de forma precisa, metiéndonos de lleno de las secuencias, casi sintiendo los golpes y las salpicaduras de sangre.

elguardiandeacero5Para el público occidental en general, y español en particular, Corea del Sur es una gran desconocida. Su historia, su cultura o sus tradiciones nos quedan muy lejanas, siendo el cine y la televisión el vehículo perfecto para conocer a este país asiático. El éxito reciente de “Parásitos” de Bong Joon-ho, nos ha permitido recordar, que el cine coreano ya ha estado presente con éxito en todo el mundo, desde hace bastante tiempo con títulos como “Oldboy” de Park Chan-wook, “Memories of Murder de Bong Joon-ho, “La isla” de Kim Ki-duk, “El extraño” de Na Hong-jin, “Train to Busan” de Yeon Sang-ho  o “A Hard Day” de Kim Seong-hun, director de la espectacular y fascinante serie de Netflix “Kingdom”. Precisamente, en ciertos aspectos “El guardián de acero” y “Kingdom” toman lugares comunes, con intrigas palaciegas y luchas de espada, aunque claro está sin rastro de zombis en la película de Jae Hoon-Choi. Ni tampoco de humor, algo que sí aparece en la magnífica serie de Netflix, con algún personaje cuya forma de proceder resulta risible, y provoca ciertos momentos distensión en la trama. Sin embargo, en “El guardián de acero” no hay tiempo para nada que no sea la acción, algo que también viene condicionado por la duración de la película, pero que no se echa de menos, si lo que queremos ver es acción pura y dura.

elguardiandeacero6En definitiva, si sois fans del género de artes marciales nos podéis perderos “El guardián de acero”, una película con una historia poderosa, tal vez previsible (no busca sorprender) en su desarrollo, pero espectacular en su realización. Con interpretaciones llenas de fuerza (Joe Taslim, al que habéis visto en “Redada asesina” y recientemente en la estupenda serie “Warrior”, aporta su inquietante presencia) que otorgan verosimilitud a la historia, y unas coreografías de lucha espectaculares, el debut de Jae Hoon-Choi tiene todos los ingredientes para pasar un buen rato. Una de esas películas con las que desconectar del día a día, y disfrutar de principio a fin. ¿Hay algo mejor que eso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>