Comienza el rodaje de “Pan de limón con semillas de amapola”, de Benito Zambrano

pandelimonyamapolasrodajeAyer 25 de octubre dio comienzo el rodaje de “Pan de limón con semillas de amapola”. Benito Zambrano dirige este relato sobre la amistad la maternidad y los secretos que esconde una receta de pan olvidada en la isla de Mallorca. Pero, por encima de todo, es una historia sobre un grupo de mujeres que aprenden a decidir, con libertad y valentía, sobre su futuro.

La película es la adaptación cinematográfica de la exitosa novela homónima de Cristina Campos, quien también firma el guion junto a Benito Zambrano.

El reparto está formado por Elia Galera (La Caza: Tramuntana; El Cid), Eva Martín (Dolor y Gloria; Plan de fuga), Mariona Pagès (Días de Navidad; La vida sin Sara Amat), Marilú Marini (Los que aman odian; El eslabón podrido), Tommy Schlesser (On a magical night), Claudia Faci (Mientras haya luz) y Pere Arquillué (Félix; Sé quién eres).

La película se rodará en la población mallorquina de Valldemossa y en Gran Canaria durante 8 semanas.

Pan de limón con semillas de amapola es una producción de Filmax (100 Metros, de Marcel Barrena; No matarás, de David Victori) en coproducción con la productora luxemburguesa Deal Productions, (productores de Flatland, de Jenna Cato Bass, que se estrenó en Toronto y abrió la sección Panorama de Berlín, y High Fantasy, de Jenna Cato Bass, película proyectada en festivales de clase A como Berlín, Toronto y Rotterdam).  Cuenta con la participación de Radiotelevisión Española, Movistar+ y Televisió de Catalunya y con el apoyo del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) y del Luxembourg Film Fund.

Carlos y Laura Fernández, productores de Filmax, describen qué fue lo que los atrajo de la historia: “Pan de limón con semillas de amapola” es la historia de dos mujeres que encuentran el coraje para ser lo suficientemente fuertes y valientes para decidir por sí mismas lo que quieren y necesitan para ser felices, para luego, empezar a lograrlo. Es una historia inspiradora con un mensaje gratificante y positivo: debemos ser valientes, luchar por lo que uno desea y quiere y por lo que es realmente importante en la vida. Es una película absolutamente conmovedora, poderosa y hermosa que puede inspirar y alentar a las personas a tomar las riendas de su propia existencia’.

Alexandra Hoesdorff, productora de Deal Productions: ‘Nos encantó de inmediato esta historia de dos hermanas separadas que llevan vidas muy diferentes. Una doctora afincada en Senegal, la otra, una rica ama de casa en Mallorca, reunidas de nuevo debido a una misteriosa herencia. Lo que las llevará a la revelación de secretos familiares olvidados hace mucho tiempo. Este retrato de mujeres fuertes de distintas generaciones, nos recordó a películas tan queridas como Magnolias de acero o Tomates Verdes Fritos. La historia encajaba perfectamente en nuestra línea editorial y, sobretodo, nos emocionó’.

En Valldemossa, un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna (Eva Martín) y Marina (Elia Galera), dos hermanas que fueron separadas en su adolescencia, se encuentran de nuevo para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer.

Las hermanas son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como doctora para una ONG.
Mientras intentan descubrir los secretos que encierra su enigmática herencia, Anna y Marina tendrán que hacer frente a viejos conflictos familiares e intentar recuperar los años perdidos.

Para director Benito Zambrano, ‘desde la primera lectura de la novela de Cristina Campos, sentí una fuerte conexión con la historia y con sus personajes. Me conmovió esta historia de dos hermanas con distintas maneras de ver la vida pero con un mismo deseo: ser libres, ser felices y ser amadas, ya que son también dos mujeres incompletas y desdichadas. Esta es una historia de crecimiento, de superación, de cicatrizar heridas, de mujeres maduras e inteligentes reivindicándose y, sobre todo, es una historia de amor y ternura.

Cuando una historia nos atrapa gracias de la fuerza de sus personajes, de su drama y de su vida, entonces lo mejor es dejar que la cámara solo sea una narradora privilegiada. Estar cerca para captar cada mínimo detalle de la historia, pero sin estorbar. Dejar que todo ocurra con la contundencia de la verdad y la sinceridad. Cuando una historia es tan potente como la que tenemos entre las manos, lo más eficaz es desaparecer como director. Que la dirección no se note, que la sutileza y elegancia estén al servicio de la historia y de sus personajes. Mi objetivo como director es hacer una película sensible, inteligente y bella’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>