“Una pastelería en Notting Hill”: superando el dolor de la pérdida con amor y pasteles

unapasteleriaennottinghillcriticaEn estos tiempos que nos están tocando vivir con una pandemia que no nos abandona y, con unos políticos más preocupados por salvar la cara que por trabajar por la gente, viene bien encontrarse en los cines con una película que transmite vitalidad, optimismo y esperanza. “Una pastelería en Notting Hill”, que ha llegado a nuestras carteleras este pasado viernes 25 de septiembre, es una película que trata el dolor de la pérdida no como un paso atrás, sino como una forma de encontrar tu camino, buscando en el día a día lo positivo de estar vivo, encontrando nuevas razones para seguir adelante. Un relato alegre que nos recuerda que a pesar de los golpes que podamos sufrir, rendirse no es una opción.

unapasteleriaennottinghill6“Una pastelería en Notting Hill” es una historia de superación frente al dolor de la perdida, en la que tres mujeres consiguen superar sus diferencias para cumplir un sueño compartido. Con un mensaje positivo de cómo hay que seguir adelante tras un doloroso duelo, nos encontramos ante una película llena de esperanza. Porque una muerte es la que da comienzo a la narración, con un plano inicial en el que sol del amanecer se oculta tras un gran edificio. Una metáfora oportuna del fin de una historia y el comienzo de otra. Y, no, no es un spoiler. Ya que el título original de esta vitalista película británica, hace referencia al personaje que nunca conocemos pero que ha influido de manera decisiva en las vidas de las personas que ha conocido. Una mujer cuya influencia ha sido tal, que ha dejado huella por donde ha pasado, y eso es algo que cada personaje transmite a lo largo de la película. Un legado, que hace preguntarte en algún momento, si serías capaz de dejar esa huella en quienes te rodean.

unapasteleriaennottinghill3Precisamente, es su hija Clarissa (Shannon Tarbet), aspirante a bailarina, quien abrumada por el dolor de haber perdido a su madre da el paso de cumplir su sueño de abrir una pastelería en Notting Hill. Decidida a conseguirlo, pedirá ayuda a la mejor amiga de su madre, Isabella (Shelley Conn), una ejecutiva con la que la madre de Clarissa iba a abrir inicialmente el negocio, y con la que estudió hace años cocina en París. Agobiada por las deudas, Isabella no tiene clara la idea de Clarissa, hasta que la joven consigue convencer a su excéntrica abuela, Mimi (Celia Imrie). Una antigua estrella del trapecio que llevaba años sin hablarse con su hija, que verá en esta pastelería una oportunidad para compensar los errores del pasado.

unapasteleriaennottinghill4Tres generaciones de mujeres que deberán superar el dolor, las dudas y sus diferencias parar honrar el recuerdo de Sarah, la mujer que tanto influyó en sus vidas. Embarcándose así en un viaje en el que descubrirán que la vida da lugar a segundas oportunidades, y que el dolor se supera poco, casi sin darnos cuenta. Sin olvidar, por supuesto, pero siguiendo adelante sin perder la esperanza. A este trío de mujeres en busca de cerrar cuentas pendientes y corregir errores del pasado, se unirá un cuarto componente, Matthew (Rupert Penry-Jones). Un reconocido pastelero que fue pareja de Sarah, y que también parece que tiene una deuda que saldar con el pasado.

unapasteleriaennottinghill2Esta película es el debut en la dirección de un largometraje de su directora, Eliza Schroeder, que además de narrar una historia sobre cómo superar cualquier obstáculo para alcanzar tus sueños, es también el retrato de Londres, una ciudad culturalmente diversa. Con el Brexit muy presente, el barrio de Notting Hill (donde la directora vivió durante 11 años) sirve como telón de fondo de una historia, que gira en torno a la la pastelería que las tres protagonistas consiguen abrir y que lleva por nombre Love Sarah (título original de la película), convertida en el hogar lejos del hogar para cientos de personas que allí viven.

unapasteleriaennottinghill5“Una pastelería en Notting Hill” es una película que lejos de ser pretenciosa o edulcorada, narra una bella historia llena de esperanza y de color. No es fácil en estos días, con las noticias (algunas veces mejor no verlas) que cada día aparecen en los medios, pensar en que un mundo mejor, más justo y menos oscuro, es posible. Pero, películas como está significan un pequeño rayo de sol entre tanto sin sentido y tantas palabras vacías. Entre las cuatro paredes de esta pastelería habrá tiempo de cerrar cuentas pendientes, de corregir errores del pasado, sacar a flote el potencial que había quedado relegado por miedo, y de paso celebrar la multiculturalidad de la ciudad de Londres (todo un mensaje en época de Brexit).

unapasteleriaennottinghill7En un momento como este, instalados en una nueva normalidad, que ya no es tan nueva, y lejos de estar mejor que hace unos meses, “Una pastelería en Notting Hill” es un soplo de aire fresco entre tanta desgracia. Una película llena de optimismo, que invita al espectador a ser testigo de un hermoso relato sobre la superación y las segundas oportunidades. Soñar es gratis, y películas como esta nos ofrecen la oportunidad de pensar que un mundo mejor es posible. Para eso también está el cine, y en una época como la que nos ha tocado vivir, películas como está son muy necesarias para mantener la esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>