“Ofrenda a la tormenta” cierra de forma fría y decepcionante la Trilogía del Baztán

ofrendaalatormentacriticaLa pandemia de COVID-19 que no nos abandona está marcando y, de qué manera, el devenir de los estrenos cinematográficos en todo el mundo. España no está siendo una excepción, y las comunicaciones de prensa avisando de retrasos debido a la crisis sanitaria que vivimos son constantes. En esta situación, muchas distribuidoras han optado por estrenar directamente sus películas directamente en algún servicio de streaming. Y, este pasado viernes han llegado a España títulos como “Gretel & Hansel” (Amazon), “La isla de las mentiras” (Filmin) y “Ofrenda a la tormenta” que ha estrenado Netflix. El desenlace de la trilogía del Baztán era uno de los estrenos más esperados del año, y aunque en su conjunto creo que ha sido una producción muy destacable, su  final me ha dejado frío y con la sensación de que me he perdido algo por el camino.

Ha pasado ya un tiempo desde que la inspectora Amaia Salazar (Marta Etura) se enfrentó a su madre en el final de “Legado en los huesos”. En esta segunda entrega de la trilogía (en mi opinión la mejor construida y con momentos inquietantes gracias a un espléndida Susi Sánchez) la inspectora Salazar volvía a enfrentarse a los demonios de su pasado, en un nuevo caso que la llevó a descubrir los secretos de su familia. Ahora, todo parece haber quedado atrás, aunque el cadáver de su madre no haya sido encontrado. Pero a pesar de que tanto la Guardia Civil como el juez Markina (Leonardo Sbaraglia) dan por cerrado el caso, Amaia siente que no está libre de peligro. Y, todo vuelve a comenzar con la muerte súbita de una niña en Elizondo que resulta sospechosa. Este caso y los análisis forenses del doctor San Martín (Paco Tous) llevan a Amaia a investigar otras muertes de origen similar, que nos conducirán a descubrir lo que realmente ha estado ocurriendo en el valle de Baztán.

ofrendaalatormentacritica2Visto así todo apuntaba a un desenlace lleno de grandes momentos, de tensión, de misterio y de emoción. Sobre todo, tras ver y disfrutar como he comentado antes “Legado en los huesos”. La segunda entrega de la Trilogía del Baztán me pareció mejor construida, con las ideas más claras y con una estructura mejor definida. Tenía el hándicap de ser una película de transición entre el inicio y el final de la trilogía y, a pesar de todo, salvaba con nota las dificultades con una historia llena de ritmo y tensión, que enganchaba desde el primer minuto. A su estupendo ritmo narrativo, ayudaba el que se desvelaran por fin, hechos del pasado relacionados con la protagonista y su familia. Además, la presencia de Susi Sánchez, siempre inquietante y amenazadora, subió el listón de la trama provocando que sus apariciones en pantalla nos pusieran los nervios a flor de piel. Todo esto junto a las gotitas de calidad aportadas por Imanol Arias y Álvaro Cervantes, redondeaban un conjunto que daba brillo a la segunda entrega de la Trilogía del Baztán. He obviado la presencia de Leonardo Sbaraglia porque su personaje tanto en “Legado en los huesos” como en “Ofrenda a la tormenta”, no me ha terminado de cuajar. Rodeado de un supuesto halo de misterio y de una aparente fijación por la inspectora Salazar, el personaje del juez Marquina me ha resultado desconcertante y poco creíble. Y, no por la actuación de Sbaraglia que me parece un muy buen actor sino por la construcción de su personaje a partir de un guion, que parece dar por supuestas muchas cosas que como espectador, que no ha leído las novelas de Dolores Redondo, en la película no quedan muy claras.

ofrendaalatormentacritica3Esta sensación de hechos consumados se hace más evidente en “Ofrenda a la tormenta”, ya que en “Legado de huesos” el ritmo vertiginoso de la historia no nos daba tregua y esos detalles podían pasarnos inadvertidos. Sin embargo, en este final de la trilogía que Netflix estrenó el pasado viernes queda claro que hay algo que no funciona en la narración. El nivel técnico sigue siendo excelente, con una fotografía que capta perfectamente tanto los bellos paisajes del valle de Baztán como las diferentes circunstancias que rodean a los personajes. Pero, el ritmo de la historia aquí decae, algo que no debería ser malo en sí mismo, pero precisamente cuando más sentido se le tiene que dar a la historia, más se pierde uno en ciertas partes que desvían la atención del resto.

ofrendaalatormentacritica4En este sentido no ayuda la relación entre el juez Marquina y la inspectora Salazar. Una relación cuyo desarrollo (en mi opinión) es demasiado forzada, excesivamente visceral e incluso poco creíble. Se entiende la tensión a la que se ve sometida la protagonista, una mujer fuerte que ha sobrevivido a diversas circunstancias a lo largo de su vida pero que ahora se encuentra de frente con un caso que no parece tener solución. Un momento que hace que comience a desmoronarse, sentirse vulnerable y sola frente al mundo. Y, Marta Etura es capaz de trasladar todos esos sentimientos encontrados a su personaje y traspasar la pantalla con su excelente interpretación, algo que ha venido haciendo a lo largo de toda la trilogía del Baztán. En esto, la actriz guipuzcoana no falla, realizando un gran trabajo con un papel nada fácil de sacar adelante.

ofrendaalatormentacritica5El personaje de Amaia Salazar es el centro sobre el que gira toda la historia que se nos ha venido contando desde “El guardián invisible”. Una mujer policía en un mundo de hombres, que marchó a Estados Unidos donde pasó por el F.B.I., para volver a su tierra natal. Del cielo al infierno. Una mujer fuerte, independiente y cosmopolita que se enfrenta a su pasado y, a una obsesión que puede destruirla. Una obsesión no ya solo por resolver lo que ha estado ocurriendo durante años en el valle del Baztán, sino por dejar atrás su pasado y vivir sin miedo. Todo esto si está perfectamente reflejado en la película como digo, gracias a una maravillosa Marta Etura que ha hecho suyo el personaje de Amaia Salazar, mostrando a lo largo las tres películas su evolución. El resto de personajes quedan, sin embargo, bastante desdibujados con respecto a la protagonista e incluso la escasa presencia del personaje de Susi Sánchez, nos deja huérfanos de su carisma.

ofrendaalatormentacritica6Como ya he comentado, es de valorar el trabajo en su conjunto de la saga de la Trilogía del Baztán, que conforma un producto de calidad y que ha supuesto un notable esfuerzo de producción para llevarlo a cabo. Otra cosa es hablar de cada una de las películas por separado y lo que nos pueden aportar como espectadores. Y, en este caso “Ofrenda a la tormenta” ha supuesto una importante decepción tras el subidón que supuso “Legado de huesos”. Lo que debería haber sido un final apoteósico nos ha ido dejando por el camino la sensación de que algo no iba a bien, con una historia a ratos deslavazada, con una narración falta de ritmo y con ciertos hechos que como espectadores se nos daban por sabidos. Es evidente que, si queréis completar el viaje y cerrar la historia, tenéis que ver la película, pero en mi caso reconozco que esperaba más del final de la Trilogía del Baztán, y esta última entrega me ha dejado bastante frío y algo decepcionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>