“El escándalo (Bombshell)”: Los orígenes del #MeToo

El escándalo (Bombshell) películaEn su nueva película, El escándalo (Bombshell), Jay Roach (Trumbo, Los padres de ella, Austin Powers) deconstruye la caída de uno de los imperios mediáticos más poderosos y controvertidos de las últimas décadas en Estados Unidos: Fox News, dirigida por Roger Ailes. Un derrumbamiento ocasionado por un grupo de bellas (requisito primordial para trabajar en la cadena de noticias) periodistas y presentadoras acosadas por el susodicho mandamás.

Charlize Theron (Casi imposible, Atómica, Mad Max: Furia en la carretera) y Nicole Kidman (Big Little Eyes, Aquaman, La seducción, El sacrificio de un ciervo sagrado) interpretan a las dos mujeres, Megyn Kelly y Gretchen Carlson respectivamente, que plantaron cara a Ailes (John Lithgow). Un trío protagonista de alto nivel que completa el personaje ficticio de Margot Robbie (Érase una vez en Hollywood, Yo, Tonya, Escuadrón suicida), Kayla Pospisil, encarnando el resto de víctimas. Este sonado caso en tierras norteamericanas (y que aquí pasó prácticamente desapercibido) fue uno de los impulsores del movimiento #MeToo, que tomó fuerza hace unos años en las redes sociales para denunciar públicamente la agresión y acoso sexual.El escándalo (Bombshell) película

El escándalo (Bombshell) está basada en hechos reales: retrata la acusación al fundador del canal y al presentador Bill O’Reilly de atentar sexualmente contra más de 20 mujeres en 2016 y explica, desde el punto de vista de las trabajadoras de Fox News, el trato vejatorio y machistaal que fueron sometidas, amparado siempre por las buenas audiencias y del show bussines de los servicios informativos.Vestidos ajustados, faldas más cortas, quitar las mesas para se vean mejor las piernas de las profesionales, entre otras, eran prácticas habituales en los programas de la cadena. El film explica con más detalles de los que pudieron ver en la miniserie ganadora de un Globo de Oro, La voz más alta, el despreciable hábito del magnate.

La historia de El escándalo (Bombshell) es complicada de contar, sobretodo cuando las protagonistas recalcan que no son feministas, que se trata de un asunto personal y, hasta cierto punto, han aceptado las rancias normas del juego. En lo que sí todas coinciden es en el mensaje de que ninguna mujer está libre del patriarcado aunque no crea en él. Dicha complejidad hace que la película tenga sus altibajos y esté notoriamente dividida en tres partes: presentación del monstruo, los abusos y la batalla (jurídica y personal) final. Además, el guion de Charles Randolph (La gran apuesta, Amor y otras drogas, La intérprete), en ciertos momentos, aporta tantos datos que atiborran. Del mismo modo, ellas en ningún momento se reúnen para trazar plan alguno contra Ailes: el secretismo, reticencia e individualismo son sus máximas hasta que deciden dar un paso al frente.El escándalo (Bombshell) película

La cinta también salpica, como no podía ser de otra forma al tratar el tema del acoso sexual, al actual presidente de los Estados Unidos Donald Trump, pues Fox News fue el altavoz de los republicanos y aupó hasta lo más alto, con sus estratosféricas audiencias, el discurso del mandatario.

En definitiva, El escándalo (Bombshell) hace aquello en lo que la industria hollywoodiense es experta: denunciar sin profundizar demasiado cuanto se tratan temas peliagudos pero de manera entretenida. Y si además el poderoso de turno con el que te vas a meter está muerto (como es el caso), mucho mejor. Y no por ello, desmerece la pena verla.

El escándalo (Bombshell) está merecidamente nominada a tres Óscars (Mejor actriz, Mejor actriz de reparto y Mejor maquillaje y peluquería) y se estrena el viernes 7 de febrero en España distribuida por Entertainment One.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>