“El reflejo de Sybil”: viviendo dos vidas en una

Virgine EfiraEl pasado 10 de enero se estrenó en cines “El reflejo de Sybil”, tercer trabajo de la cineasta francesa Justine Triet que tuve la oportunidad de ver durante el pasado Festival de Cine Europeo de Sevilla. Un film que utiliza un a veces caótico juego de espejos en el que se ve inmersa la protagonista, una fantástica Virgine Efira, que, en plena crisis existencial, terminará viviendo dos vidas que acabaran de la peor forma.

En “El reflejo de Sybil”, Virginie Efira da vida a una psicoterapeuta que decide dejar a todos sus pacientes para retomar una de sus grandes pasiones: la escritura. De manera inesperada aparece Margot (Adèle Exarchopoulos) en su consulta, una prometedora actriz inmersa en un gran conflicto personal y que Sibyl usará como fuente de inspiración para escribir su propia historia. Fascinada con ella y sus problemas, descubrirá que el presente de Margot hará revivir antiguos recuerdos de Sibyl que la pondrán cara a cara con su pasado.

Adèle Exarchopoulos en "El reflejo de Sybil"Justine Triet nos presenta así en “El reflejo de Sybil” a un personaje que aparentemente tiene una vida perfecta. Una psicoterapeuta con éxito en lo profesional y en lo personal, con dos hijas y una pareja estable. Y, sin embargo, encontramos a una Sybil que realmente está sobreviviendo en una vida que no lo pertenece. Con un pasado que la persigue y una adicción al alcohol escondida en lo más hondo de su ser. Frustrada por no encontrar la inspiración para la gran novela que pretende escribir, aceptar a una última paciente en su consulta, pondrá patas arriba su supuesta existencia perfecta.

Con un tono muy francés (este tipo de películas parecen cortadas por el mismo patrón), nos vemos de frente con una especie de thriller psicológico, mezclado en una loca coctelera con toques de comedia, algo de drama y una pizquita de romanticismo. Una mezcla que por momentos como espectador te deja descolocado y cuya locura aumenta con el comentado juego de espejos tan caótico en unos momentos como divertido y sugerente en otros. Tan alocado y caótico por momentos que a veces pierdes la perspectiva de lo que estás viendo. Pero que sirve a Justine Triet para mostrarnos como, en ese juego de espejos, Sybil aprovecha la historia de la joven Margot, no menos depresiva que ella, para usarla a ella y sus circunstancias como fuente de inspiración, algo que la llevará a un carrusel de recuerdos de un pasado, que parecía olvidado.

elreflejodesybil3Un pasado que se nos irá presentando a través de continuos flashbacks que se mezclan con la acción presente que según qué momentos terminan por distraernos de lo que estamos viendo. Unos flashbacks que nos descubren a una Sybil frágil y vulnerable, que mantuvo una intensa relación que no terminó bien. Un pasado que influye decisivamente en las acciones que Sybil tomará en el presente, adueñándose de la vida de Margot, como un reflejo de la suya propia.

Con un reparto encabezado por la belga Virgine Efira, a la que acompañan Adèle Exarchopoulos, Gaspard Ulliel y Sandra Hüller, “El reflejo de Sybil” nos presenta múltiples historias, dentro de otras historias que convergen en una sola. La irremediable soledad del ser humano a pesar de que estemos rodeados de miles de personas. Desde el ajetreado y bullicioso París, hasta la exótica isla de Estrómboli, Sybil buscará desesperadamente huir de la soledad y la frustración que la invade, para finalmente darse cuenta que vuelve a cometer los mismos errores que ya cometió en el pasado.

elreflejodesybil4“El reflejo de Sybil” que se presentó en la Sección Oficial del Festival de cine de Cannes, en España tuvo su premiere en el Festival de Sevilla donde recibió el premio ASECAN de la Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía a la Mejor Película de la Sección Oficial. Un galardón que también juega con el metalenguaje que tanto gusta a los críticos. Porque si bien el filme de Justin Triet es entretenido y hasta te arranca más de una sonrisa entre tanto trauma reprimido y, Virgine Efira está espléndida por momentos, “El reflejo de Sybil” no deja de ser una película que quiere trascender en exceso, abarcando demasiados géneros y estilos de narración que al espectador corriente terminan por distraer y sacar de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>