“Intemperie”: tras la oscuridad y la violencia, siempre hay un hueco para la bondad y la esperanza

intemperieEsta pasada edición del Festival de Sevilla ha puesto a nuestra disposición más de 230 títulos, 160 coloquios y 30 actividades paralelas. Y entre tanta y variada oferta, este año han destacado las proyecciones de varios títulos de españoles que llegaron antes de su estreno en cines. Uno de los primeros Special Screenings de esta edición le correspondió a “Intemperie”, la nueva película de Benito Zambrano que adapta la novela homónima de Jesús Carrasco. Una historia llena de miseria, dolor, odio y violencia, pero en la que hay espacio para la bondad y la redención, que significa el regreso por la puerta grande Benito Zambrano.

“Intemperie” que llega a los cines este viernes 22 de noviembre, comienza con la huida de un niño a través de una tierra castigada por la sequía y en el que la violencia campa a sus anchas. Situada cronológicamente siete años después del final de nuestra Guerra Civil (algo que no se especifica en la novela de Jesús Carrasco) y ambientada en una comarca sin nombre, pero que puede representar cualquier región del sur español. Unos paisajes, unos personajes sin nombre que recuerdan inevitablemente al western que cambia las llanuras de Arizona o Nuevo México por los agrestes valles de nuestra España.

intemperie2La película de Benito Zambrano se apoya además de en su ambientación paisajística y en su desarrollo argumental, en la excelente labor de sus protagonistas. Unos personajes que determinan con sus actos y sus palabras el devenir de la historia. Empezando por un magnífico Luis Tosar, quien aquí interpreta a un pastor. Un hombre callado y solitario, que arrastra un pasado de violencia y, con un código ético y moral inquebrantable. En ese camino de soledad se cruzará el niño (apabullante y magnifica la interpretación de Jaime López) en su huida hacia la ciudad. Ese lugar mítico, esa ciudad de Oz donde poder dejar atrás el pasado y conseguir hacerse rico para un día volver y rescatar a su familia y hacer justicia contra los que les han hecho sufrir.

El tercer personaje de está violenta historia es el capataz, interpretado por Luis Callejo que da vida a un hombre violento y sin escrúpulos, que ha sido el causante de la huida del niño. Un hombre que abusa de su poder a través de la violencia física y verbal y que no cejará en su empeño de encontrar al niño fugado, cueste lo que cueste.

intemperie3A priori, con estos ingredientes podríamos hacernos una idea equivocada sobre lo que nos va a ofrecer “Intemperie”. ¿Otra película sobre la posguerra española? ¿Otra historia sobre bandos cainitas? Nada más lejos de la realidad ya que el contexto histórico que se utiliza en el film, es simplemente una excusa para proponernos una historia cruda, sin medias tintas. Situándonos en un lugar y en un momento en el que la vida humana no vale nada. Un lugar y un momento en los que la inocencia y la sonrisa de un niño quedaron hace mucho tiempo olvidadas.

Y en ese ambiente opresivo, contrapuesto a ese paisaje de grandes llanuras, transcurre una historia que juega con la tensión que provoca en el espectador la fuga del niño a través de una tierra yerma y desolada. Una huida por una tierra sin agua, seca, dura como los personajes que allí viven. Una huida sin esperanza, a la que se ve empujado por el miedo y por el odio que siente a partes iguales. Una rabia que le lleva a desconfiar de todo y de todos. Incluso del pastor (¡qué gran actor es Luis Tosar!) que poco a poco le demostrará al niño con sus actos y con sus palabras que hay posibilidad de vivir de otra forma. En su relación, en el ejemplo de vida que le imparte este hombre solitario y de pocas palabras, con un pasado traumático como soldado en Marruecos (donde quedó hastiado de tanta violencia y tanto sin sentido), a un niño que solo ha conocido la crueldad de los hombres, se aposenta gran parte de lo bueno de “Intemperie”.

intemperie4Benito Zambrano con “Intemperie” ha sido capaz de hacer una gran película, con apariencia de western clásico (hecho a conciencia o no) que nos traslada a un lugar tan real y tan abrumador que casi traspasa la pantalla. Con unas interpretaciones soberbias, un ritmo narrativo que apenas nos da respiro, con momentos de gran tensión y violencia, “Intemperie” es una película que se quedará en tu corazón. Esta adaptación de la novela de Jesús Carrasco, tras toda su intensidad narrativa no pierde profundidad ni el trasfondo de sus personajes ni el de la historia que nos traslada un claro mensaje de esperanza más allá de la oscuridad. Porque a pesar todo lo malo de este mundo, siempre podemos encontrar algo de bondad en el corazón de los hombres.

Un pensamiento en ““Intemperie”: tras la oscuridad y la violencia, siempre hay un hueco para la bondad y la esperanza

  1. Una crítica muy acertada que invita a disfrutar de la película, esa que tanto ha madurado Zambrano como siempre demuestra en su filmografía y que, aunque me parece escasa para su talento, cada temporada esperamos con ansia. Un saludo cinéfilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>