“Ruben Brandt, coleccionista”: una joya de imprescindible visionado

rubenbrandtcoleccionistaEn la última edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla, hubo un film en la Sección Oficial que destacó por encima de los demás. Una película de animación, ópera prima de Milorad Krstić y que con un estilo visual impactante y, una acción narrativa trepidante hizo disfrutar a todos los que tuvimos la oportunidad en ese momento. Estrenada en cines el pasado mes mayo, acaba de llegar a Movistar+ “Ruben Brandt, coleccionista” y no puedo dejar pasar la oportunidad de hablar de esta excelente película.

La animación para adultos parece que en los últimos tiempos y sin contar con las películas llegadas de Japón, empieza a ser algo habitual si eres aficionado al cine, con titulos como “Buñuel en el laberinto de las tortugas” (2019), de Salvador Simo Busom, o “Un día más con vida” (2018), de Raúl de la Fuente y Damian Nenow. Y por supuesto, “Ruben Brandt, coleccionista”, la ópera prima del esloveno Milorad Krstić, una de las películas más deslumbrantes, embriagadoras y sorprendentes de los últimos tiempos. Mezclando el género de robos con el cine negro clásico, “Ruben Brandt, coleccionista”, consigue atraparnos en su homenaje a la historia del arte, en el que hay tiempo para guiños a Hitchock (“Recuerda” se hace presente en el film continuamente), para la acción y para el humor.

rubenbrandtcoleccionista2El film nos presenta a Ruben Brandt, un psicoterapeuta de éxito (que demuestra con una forma de vida ampulosa y excesiva) que aplica técnicas artísticas para curar a sus pacientes. Sin embargo, desde la muerte de su padre, el propio Brandt vive atemorizado por los personajes de diferentes cuadros famosos que se están apoderando de sus sueños. Desde la infanta Margarita de Velázquez hasta la Olympia de Manet, pasando por los Elvis de Andy Warhol, los “noctámbulos” de Edward Hopper, la Venus de Botticelli o las figuras cubistas de Picasso, un total de trece pinturas acechan al protagonista y amenazan con acabar con su cordura.

Esto servirá de excusa a sus pacientes, liderados por Mimi (toda una femme fatale) una ladrona con problemas de cleptomanía, para ayudar a su terapeuta, robando los cuadros que asolan sus pesadillas. Junto a Mimi, el grupo de ladrones y pacientes lo completan Bye-Bye-Joe, un guardaespaldas con problemas para guardar silencio, Fernando, un hacker informático que no puede evitar dejar su firma en cada una de sus fechorías, y Membrano Bruno, un experto ladrón de bancos con problemas para cuidar la línea. Juntos iniciaran el mayor robo de arte de la historia, visitando los museos del Louvre, Uffizi, MoMA, Orsay o el Chicago Art Institute. Un robo a escala internacional que les enfrentará al detective Kowalsky que intentará detenerlos y a la mafia italiana, que busca sacar tajada de los robos.

Llena de acción trepidante y con una potente banda sonora, que cuenta con excelentes versiones de Postmodern Jukebox, “Ruben Brandt, coleccionista” es mucho más que un “Ocean’s Eleven” del arte. Es un viaje por la psique humana, por los sueños y las pesadillas a través del individuo y sus miedos. Explorando la identidad individual, utilizando como guía, un alucinante viaje por la historia del arte. Un viaje plagado de pesadillas, de imágenes evocadoras y oníricas, pero también de humor. Porque el film de Milorad Krstić es capaz de reírse del postureo, del sabeloto que creer entender cualquier expresión artística, tenga sentido o no. Siendo consciente que no todo es arte moderno porque alguien supuestamente entendido así lo afirme.

rubenbrandtcoleccionista3“Ruben Brandt, coleccionista” es una joya que merece todos y cada uno de los premios que ha cosechado. Un film en el que las imágenes son claves para encontrar las respuestas, pero en el que las palabras esconden las pistas que abren la cerradura del conocimiento. Unas pistas escondidas a través de un viaje por la historia del arte, en el que nos embarcamos como espectadores y en el que nos cruzamos con espías de la Guerra Fría, héroes que no lo son tanto y villanos que buscan la redención, haciendo de “Ruben Brandt, coleccionista” un film imprescindible y apasionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>