“Bauhaus” es un film lleno de optimismo que reivindica a las artistas olvidadas

bauhausEl pasado lunes, 1 de abril, se celebr√≥ el centenario de la fundaci√≥n, en Weimar (Alemania), de la m√≠tica escuela Bauhaus, una instituci√≥n pensada para combinar arte y artesan√≠a para responder a las necesidades del pa√≠s a trav√©s del proceso creativo. Este mismo lunes,¬†Filmin estrenaba en Espa√Īa “Bauhaus”, pel√≠cula con la que la televisi√≥n p√ļblica alemana ha conmemorado el centenario de la famosa escuela. Un film que apuesta por la idealizaci√≥n de un per√≠odo clave en la historia de Alemania como fue el de la Rep√ļblica de Weimar, siendo una de las √©pocas m√°s creativas y con mayores innovaciones culturales de la historia de Alemania.

Bauhaus ¬Ņmito o realidad? Como toda gran instituci√≥n, gran parte de su historia est√° rodeada de un halo m√°s cercano a la leyenda que a la realidad en muchos aspectos. Pero el film dirigido por Gregor Schnitzler (Que hacer en caso de incendio) pretende, seg√ļn sus propias palabras, mostrarnos como la creatividad, la curiosidad y la pasi√≥n impregnaron las aulas de la famosa escuela. Y lo hace a trav√©s de la historia de Lotte Brendel (Alicia von Rittberg), una joven estudiante que a pesar de las presiones familiares decide ingresar en la Bauhaus. El personaje, aunque inventado, se inspira en la figura de la dise√Īadora Alma Siedhoff-Buscher, tr√°gicamente fallecida en 1944 durante un bombardeo en la ciudad de Francfort y cuyos juguetes de construcci√≥n a√ļn hoy se comercializan.

A trav√©s de las vivencias del personaje de Lotte, el film reivindica el papel de la mujer, primero en la Bauhaus y despu√©s en la propia sociedad. Una joven brillante, decidida a conseguir para s√≠ misma la mejor educaci√≥n posible, enfrent√°ndose a los convencionalismos sociales y familiares de la √©poca. Una mujer adelantada a su tiempo, con talento para las artes, en un momento en el que la mujer est√° subordinada al hombre, tanto socialmente como culturalmente. Incluso en la propia escuela, algunas especialidades estaban vedadas a las mujeres, lo que no impide que la protagonista siga persiguiendo sus sue√Īos. Primero el de estudiar carpinter√≠a (disciplina exclusiva de los hombres), para m√°s tarde centrarse en la arquitectura.

“Bahaus” en todo momento apela al optimismo a lo largo de toda la pel√≠cula. Es un film luminoso, algo que de por s√≠ no tiene que ser malo pero que se centra m√°s en la propia instituci√≥n y la vida del personaje de Lotte que en lo que suced√≠a a su alrededor. No hay que olvidar que estamos en plena Rep√ļblica de Weimar, per√≠odo que sigui√≥ a la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial. Una √©poca convulsa en el pa√≠s germano, llena de inestabilidad pol√≠tica y financiera, que curiosamente permiti√≥ germinar un gran nivel art√≠stico y cultural pero que sirvi√≥ como caldo de cultivo del nazismo y a la posterior subida al poder de Hitler.

bauhaus2Sin embargo, este contexto hist√≥rico, aunque se menciona a influye en determinados momentos en los sucesos que vemos en la pel√≠cula, como el traslado de la escuela desde Weimar a Dessau por las presiones sufridas contra la pol√≠tica de la instituci√≥n de permitir estudiar en la misma a mujeres y extranjeros, el film se centra en gran medida en rescatar del olvido el papel de la mujer como motor en la evoluci√≥n art√≠stica de “Bauhaus”.

Para ello es clave el personaje de Lotte y la actuaci√≥n de la joven Alicia con Ritteberg, como punto fuerte del film de Schinitzler. Su evoluci√≥n, desde que la conocemos como una joven curiosa y con ganas de aprender pero que vive prisionera de los deberes familiares. Hasta que da su propio salto de fe, matricul√°ndose en la Bauhaus, demostrando su avidez de conocimiento y su talento art√≠stico. Un talento que no debe importar, tanto si eres hombre o mujer, pero que ya sea hace noventa a√Īos o en la actualidad, no siempre es as√≠. Porque la discriminaci√≥n es y ha sido una realidad palpable. La propia protagonista se lo intenta hacer ver a su hermana en un momento del film: “No s√≥lo soy una mujer, soy una persona. Tengo derecho a decidir que quiero hacer, como educarme o en que trabajar”. Unas palabras reivindicables m√°s que nunca en esta √©poca, a pesar de los a√Īos transcurridos.

En definitiva “Bauhaus” es una pel√≠cula muy disfrutable (aun vi√©ndola en versi√≥n original subtitulada) que reivindica el optimismo del arte frente al pesimismo y al derrotismo de las ideas reaccionarias. Un film que hace hincapi√© en el papel clave que tuvieron las mujeres, a pesar de la discriminaci√≥n sufrida, en una instituci√≥n como la Bahaus, clausurada por el partido nazi pero que a pesar de todo consigui√≥ que su filosof√≠a llegar√° a todo el mundo, tras la di√°spora de muchos de sus profesores. Frente al olvido, la constataci√≥n de que el talento no tiene g√©nero, ni edad ni nacionalidad. Una demostraci√≥n de que el poder de la imaginaci√≥n supera todos los obst√°culos que cualquier idea preconcebida quiera imponer. “Bauhaus” te har√° so√Īar con que un mundo mejor es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>